Mundo

Corea del Norte parece haber mejorado su capacidad ofensiva con su segundo misil intercontinental, que fue disparado en la noche del viernes (por la tarde en España) y en teoría podría llegar hasta Estados Unidos. Desde luego, lo ha hecho con su capacidad de sorpresa, ya que ha lanzado este nuevo proyectil solo tres semanas después de probar el primero y a una hora y desde un lugar poco frecuentes para este tipo de ensayos.

Según ha confirmado este sábado la agencia oficial de noticias KCNA, el cohete fue disparado al filo de la medianoche desde una lanzadera móvil en la provincia septentrional de Jagang, lo que revela su estrategia buscando el efecto sorpresa. Lanzado totalmente en vertical, el misil salió de la atmósfera al ascender 3.724 kilómetros, casi mil más que el anterior, y reentró en la superficie sin desintegrarse. Tras volar en total 47 minutos, diez más que el probado a principios de julio, cayó cerca de la costa de Japón, en su zona económica exclusiva. En la isla de Hokkaido, al norte del archipiélago nipón, las cámaras de la televisión NHK captaron en medio de la noche un destello de fuego que se precipita al mar.

Con una trayectoria más larga y mayor tiempo de vuelo, este proyectil mejora la capacidad ofensiva del disparado a principios de julio, que se calcula que podría llegar a Alaska. «La prueba confirma que todo el territorio de EE.UU. está ahora a nuestro alcance», se ha enorgullecido el joven dictador de Corea del Norte, Kim Jong-un, según informa la KCNA. A tenor de algunos expertos, este misil podría volar entre 10.000 y 11.000 kilómetros y golpear casi todo el suelo estadounidense menos Florida.

 

Con su habitual tono propagandístico, la televisión norcoreana ha mostrado este sábado imágenes del lanzamiento del proyectil, un Hwasong-14 como el probado a principios de este mes. Si aquel primer proyectil intercontinental amargó a Estados Unidos su Día Nacional el 4 de julio, el de anoche «celebraba» el 64 aniversario del armisticio que puso fin a la Guerra de Corea, que se conmemoró el jueves. En cualquier caso, esta nueva provocación de Kim Jong-un demuestra el avance de su programa de misiles, ya que es el décimo cuarto ensayo balístico de este año. El joven dictador, que ha presenciado el lanzamiento del cohete, ha asegurado desafiante que es «una seria advertencia» al presidente Trump, quien amenazó con un ataque preventivo contra el régimen estalinista de Pyongyang tras tomar posesión de su cargo en enero.

Para disuadir a la Casa Blanca de un cambio de régimen y, de paso, justificar ante su pueblo las miserias de su anacrónico sistema, Corea del Norte persigue dotarse de un misil intercontinental capaz de golpear a EE.UU. con una cabeza nuclear. Kim Jong-un pretende así blindarse en el poder para no acabar como Milosevic en la antigua Yugoslavia o Gaddafi en Libia.

Aunque los expertos dudan de que Pyongyang disponga ya de la tecnología necesaria para miniaturizar una bomba atómica en un misil intercontinental, sí reconocen que está avanzando más rápido de lo previsto y que podría contar con dicho arma en cinco o diez años. Una amenaza que espanta en Washington y complica aún más el delicado equilibrio de poderes en el nordeste de Asia, donde la Casa Blanca está buscando sin éxito la mediación china. Su nuevo inquilino, Donald Trump, insiste en que la «paciencia se ha acabado» y baraja todas las opciones sobre la mesa, pero pocos ven probable una guerra que sería una carnicería en Corea del Sur e incluso en Japón.

Este último misil es también otro bofetón al nuevo presidente surcoreano, Moon Jae-in, quien sigue apelando al diálogo y solo recibe por respuesta los misiles cada vez más potentes de Kim Jong-un. Cansado de predicar en el desierto, Moon ha anunciado este sábado su intención de dotarse de misiles más potentes y hasta de imponer sanciones unilaterales a Corea del Norte. Cambiando radicalmente de opinión, ahora ve necesario instalar más escudos antimisiles como el sistema THAAD que EE.UU. ha desplegado en el centro del país, al que en principio se oponía. Como respuesta a esta última provocación de Pyongyang, Corea del Sur y EE.UU. han disparado este sábado otra salva de misiles para mostrar su fuerza militar a Kim Jong-un.

PABLO M. DÍEZ 

Un aparatoso accidente de un tren de Rodalies en la estación de França ha provocado esta mañana un elevado número de heridos de diferente consideración. El último parte ofrecido por el Servei de Emergències de la Generalitat informa que un total de 56 personas resultaron afectadas, del total de 70 pasajeros que transportaba el tren. Los Mossos d’Esquadra han confirmado que el conductor ha dado negativo en las pruebas de alcohol y drogas.

Tres de los pasajeros se encuentra graves con una contusión en el pulmón a consecuencia de un fuerte golpe en el tórax, pero no se teme por su vida. 19 afectados están menos graves y el resto tienen heridas leves.

 
Hay más de medio centenar de heridos
 
Hay más de medio centenar de heridos (LVD)

El impacto se produjo a las 7.15 horas cuando el tren, procedente de Sant Vicenç de Calders (Tarragona), llegaba a la estación de França por la vía 11. El maquinista no pudo frenar a tiempo y chocó violentamente contra el tope de la vía, un bloque de hierro. Dicho elemento se metió unos dos metros dentro del morro del convoy, que acabó descarrilando. El maquinista, un hombre de 31 años con siete años de experiencia en el sector, precisó ayuda de los bomberos para poder salir de la cabina quedarse en estado de choc y se encuentra en la lista de heridos menos graves.

El tren venía por la vía 11 procedente de Sant Vicenç de Calders

El aparatoso accidente ha provocado que el tren tenga desperfectos hasta la cabeza del segundo vagón. La presión hizo que varios cristales reventaran. Los mecanismos automáticos de frenado no se activaron, lo que demuestra que el tren no circulaba a una velocidad excesivamente elevada cuando entró frenando en la estación. El elevado número de heridos es debido a queestaban de pie, preparados para bajarse al andén porque la estación de França es final de trayecto, es decir, todos los pasajeros debían bajarse.

Nada más conocerse la magnitud del accidente se ha activó el plan de alerta FERROCAT. Hasta el lugar se han desplazaron 11 dotaciones de los Bombers de Barcelona, diversas patrullas de la Guàrdia Urbana, nueve patrullas de los Mossos d’Esquadra y seis ambulancias. También se personaron policías científicos que enseguida se pusieron a trabajar para averiguar las causas del siniestro.

Así quedó el tren tras chocar contra el tope de la vía en la estación de França
Así quedó el tren tras chocar contra el tope de la vía en la estación de França (LVE)

Los equipos de emergencias actuaron de inmediato y empezaron a atender a los heridos más leves allí mismo, entre las vías 11 y 9. El miedo y la preocupación era patente en los rostros de los afectados, que se mezclaba con la incredulidad de los allí presentes.

Los efectivos trataron dieron asistencia y apoyo psicológico a todos los afectados en el mismo lugar de los hechos.

Así quedaron los vagones del tren
Así quedaron los vagones del tren (LVD)

Los pasajeros que necesitaron atención hospitalaria fueron evacuados en menos de dos horas al hospital Sant Pau, del Mar, Vall d’Hebrón, Clínic y Sagrat Cor, además, también se enviaron heridos menos graves a los centros de atención primaria de Pere Camps, Sant Martí y Manso. Se evacuó a un total de 51 personas, la mayoría leves. Ere las personas tratadas hay extranjeros procedentes de Rumania y Francia.

Tres personas que necesitaron ser atendidas fueron dadas de alta “in situ” y abandonaron la estación de França por su propio pié. Hacia el mediodía también han sido dados de alta otros pasajeros con heridas leves que requirieron de atención hospitalaria en un primer momento.

Puigdemont, Colau, Rull, Forn y Millo se han desplazado hasta la estación de França

Los consellers de Territori e Interior, Josep Rull Joaquim Forn, fueron los primeros en desplazarse hasta la estación de França. Después se añadieron el president Carles Puigdemont , el vicepresident Oriol Junqueras, la alcaldesa Ada Colau, el conseller de Sanitat, Antoni Comín, el delegado del Gobierno en Catalunya Enric Millo, entre otros. Todas las autoridades felicitaron a los servicios de emergencias, que actuaron de forma rápida y efectiva.

En declaraciones a los medios de comunicación, Rull explicó que pudo hablar con el maquinista. Su estado era ‘shock’ y decía que “afortunadamente” la velocidad a la que entró en la estación no era muy alta, algo que hubiera provocado una catástrofe de mayor magnitud.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, se ha desplazado desde Madrid hasta Barcelona para conocer de primera mano lo ocurrido. Él mismo se ha encargado de agradecer a los servicios de la Generalitat por “la rápida movilización”. De la Serna ha apuntado que el vehículo tiene pasadas todas las revisiones de mantenimiento pasadas, la última se produjo el pasado 18 de julio, y

El propio De la Serna ha comunicado que Adif no ha detectado que el tren fuera demasiado rápido. Según las balizas que calculan la velocidad el convoy iba lento, pero de momento prefieren guardar prudencia sobre las causas.

Equipos de emergencia atienden a los pasajeros que han resultado heridos
Equipos de emergencia atienden a los pasajeros que han resultado heridos (Quique GarcÍa / EFE)

Las autoridades desplazadas al lugar taparon rápidamente el morro del tren con una tela azul. Querían evitar la mirada de los curiosos. Al parecer el tope de la vía ha destrozado la cabina donde iba el maquinista, que hasta el momento no había tenido ninguna incidencia en su expediente como conductor de cercanías.

El tren se retirará de la vía 11 está tarde. Inicialmente, se prevé que los técnicos encarrilen primero el eje y después hagan circular el tren.

Mientras se atendía a los heridos, el resto de la estación de França siguió trabajando con normalidad. Se vetó el acceso a la zona afectada con un cordón policial, pero el resto de trenes continuaron trabajando en una jornada marcada por las huelgas de Renfe y Adif. Ninguna de las autoridades desplazadas a la zona afectada se han atrevido a comentar las posibles causas del accidente y De la Serna ha informado que el caso queda en manos de la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios.

Los agentes de la división de Transporte de los Mossos d’Esquadra ya están investigando las dos “cajas negras”del convoy, en la que quedan grabados parámetros como el registro de frenada y la velocidad de circulación. El contenido de las cajas negras será analizado ahora por los agentes de la policía catalana, en el marco de sus pesquisas, para tratar de descubrir las causas del accidente, que ha ocurrido hacia las 07:15 horas.

A la espera del resultado que pueda extraerse de las cajas negras, El Síndic de Greuges ha pedido a la Generalitat, a Renfe y a Adif información sobre el accidente y sobre el estado en que se encontraban las infraestructuras.

 
  •  

El primer ministro de Irak, Haidar al Abadi, ha llegado este domingo hoy a la ciudad “liberada” de Mosul y ha felicitado a los combatientes y al pueblo iraquí por la “gran victoria lograda” ante los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI).

Según ha indicado la oficina de información del jefe de Gobierno en un tuit de su cuenta oficial, “el primero ministro, Haidar al Abadi, ha llegado a la ciudad liberada de Mosul y ha felicitado a los combatientes heroicos y al pueblo iraquí por la gran victoria lograda”.

El casco antiguo de Mosul, destruido
El casco antiguo de Mosul, destruido (Ahmad Al-rubaye / AFP)
El primer ministro iraquí, Haider al-Abadi (derecha), saluda a los oficiales a su llegada a Mosul
El primer ministro iraquí, Haider al-Abadi (derecha), saluda a los oficiales a su llegada a Mosul (Ho / AFP)

Se espera que Al Abadi anuncie la derrota final del EI en las próximas horas, después de que varios responsables militares aseguraran desde ayer que el fin de los extremistas era inminente.

El comandante de las Fuerzas Antiterroristas Ali Awad ha asegurado esta mañana local que combatientes del EI todavía resistían en unos centenares de metros cuadrados en el casco antiguo de Mosul, en la zona de Al Midan.

Civiles iraquíes esperan a ser evacuados de Mosul
Civiles iraquíes esperan a ser evacuados de Mosul (Felipe Dana / AP)
Un francotirador, en Mosul
Un francotirador, en Mosul (Ahmad Al-rubaye / AFP)

Awad agregó que los combates estaban siendo muy violentos y advirtió de que todavía quedaban cientos de familias en la zona donde resistían los yihadistas, que habían multiplicado en los últimos días el uso de suicidas con explosivos en los enfrentamientos.

El portavoz de la Comandancia de Operaciones Conjuntas, Yehia Rasul, declaró ayer que las autoridades anunciarían “la victoria frente al grupo terrorista (EI) en las próximas horas, después de limpiar (de explosivos) todas las zonas de Mosul”.

Soldados en Mosul
Soldados en Mosul (Alaa Al-marjani / Reuters)

La ofensiva para expulsar al Estado Islámico de Mosul y de toda la provincia de Nínive, en el norte de Irak, comenzó en octubre de 2016 y desde entonces las tropas iraquíes, apoyadas por milicias y por el ejército kurdo “peshmerga”, han arrebatado a los extremistas amplios territorios que habían ocupado en verano de 2014.

ICiviles iraquíes esperan a ser evacuados de Mosul

Diecinueve contra uno. Ese ha sido el resultado de la cumbre del G-20 celebrada en Hamburgo y que ha dejado negro sobre blanco el creciente autoaislamiento de EE UU. El documento de conclusiones de la reunión, en la que el cambio climático ha ocupado lugar central, destaca que 19 miembros del club de los países industrializados y emergentes secundan el Acuerdo de París de lucha contra las emisiones contaminantes, mientras que EE UU reitera su propósito de abandonar el pacto y defiende los combustibles fósiles. “Donde lamentablemente no hay consenso, hay que reflejar el disenso, no ocultarlo”, explicó en conferencia de prensa la canciller alemana, Angela Merkel, anfitriona de la cumbre. La reunión ha evidenciado una correlación de fuerzas inédita hasta ahora: de un lado, Estados Unidos y de otro, el resto del mundo industrializado.

 

El libre comercio ha sido otro de los asuntos peliagudos que han complicado las negociaciones y que han evidenciado el distanciamiento del nuevo presidente de EE UU, Donald Trump, y su deriva proteccionista, del resto de la comunidad internacional. "No voy a ocultar que las negociaciones sobre comercio han sido difíciles", reconoció Merkel. Los problemas no se limitaron al interior del recinto donde se reunían los mandatarios. Fuera, en las calles de la ciudad portuaria de Hamburgo, las manifestaciones se sucedieron sin tregua durante los dos días que duró el encuentro. Algunas de las protestas cobraron un violencia extrema, ante la impotencia de los 20.000 agentes desplegados, incapaces de controlar los disturbios.

 

Pese a las diferencias, la cumbre ha concluido con un comunicado que suscriben los 20 miembros del club del G-20, lo que supone un alivio para la anfitriona Merkel. Durante las últimas semanas, se barajó seriamente la posibilidad de que la cumbre terminara en fracaso ante las diferencias con EE UU. “Ha estado increíble y ha hecho un gran trabajo. Muchas gracias, canciller”, le felicitó Trump, estrella indiscutible de la cumbre. El presidente estadounidense se mostró conciliador en todo momento y mantuvo una esperadísima reunión bilateral con su homólogo ruso, Vladímir Putin en la que hablaron de la presunta injerencia del Kremlin en las elecciones estadounidenses y pactaron un alto el fuego parcial en Siria. Los dos líderes conectaron y durante el encuentro “hubo química”, según la versión de la Administración estadounidense.

“Tomamos nota de la decisión de Estados Unidos de retirarse del Acuerdo de París”, arranca uno de los párrafos del documento final, en el que los negociadores trabajaron hasta las dos de la madrugada del sábado. “EE UU se esforzará por trabajar estrechamente con otros países para ayudarles a acceder y utilizar combustibles fósiles más limpios”. Esta última frase del documento es la que más dificultades provocó debido a la resistencia de muchos países a respaldar la energía más contaminante. Finalmente se incluyó, pero dejando claro que se trataba de la postura de Washington.

Los otros 19 miembros del G-20 afirman en el texto que el Acuerdo de París es “irreversible” y  confirman su compromiso para prestar ayuda, incluida la financiera, a los países en desarrollo para que cumplan sus objetivos de cambio climático, según el llamado principio de “responsabilidades comunes pero diferenciadas”. Es decir, el G-20 se hace eco de la contribución histórica de los países industrializados al cambio climático, mucho mayor que la de las naciones en desarrollo. Merkel se mostró satisfecha de que todos los demás mandatarios, salvo Trump, confirmaran su compromiso con el acuerdo de París y se mostraran dispuestos a ponerlo en práctica “lo más rápidamente posible” a través de un plan de acción.

“Creo que está claro que no hemos podido alcanzar un consenso, pero las diferencias no han sido camufladas, se establecen claramente”, dijo la canciller, quien tras la pasada cumbre del G-7 en Taormina (Italia) interpretó que la alianza transatlántica y el papel de EE UU en la comunidad internacional no van a volver a ser como antes, al menos con el actual presidente.

El presidente francés, Emmanuel Macron, piensa que aún es posible convencer a Trump de que de marcha atrás y suscriba el pacto de París y anunció que convocará una cumbre climática en la capital francesa para diciembre con el objetivo de avanzar en la aplicación de los compromisos aprobados hace dos años y ahora ratificados por el G-20.

La primera señal de que la unidad del resto de la comunidad internacional en torno al acuerdo contra el calentamiento global podría resquebrajarse la dio el mandatario turco, Recep Tayyip Erdogan, quien aseguró que, tras la retirada de Washington, su país podría no ratificar el acuerdo. Erdogan, que mantiene una tensa relación con Merkel cuyo último episodio fue la negativa del Gobierno alemán a permitirle dar un mitin a la población turca en Hamburgo, dejó claro que su verdadero objetivo es conseguir dinero. Explicó que el entonces presidente francés, François Hollande, le había prometido compensaciones financieras y que si estas no llegan no ratificará el pacto. Turquía está clasificada entre los países desarrollados, que se han comprometido a crear un fondo de 100.000 millones de dólares anuales para financiar la transición a las energías limpias de los no desarrollados.

Guerra del acero

El libre comercio ha sido otro de los temas sobre los que ha pivotado la cumbre de Hamburgo, en la que 19 socios temían que Washington tratara de incluir su credo proteccionista y evitara el acuerdo. El G-20 expresa su voluntad de "luchar contra el proteccionismo, como ya hiciera la cumbre del G-7 en Taormina (Italia) de junio pasado, y apuesta por un libre comercio "justo" y "basado en reglas", al tiempo que se bendice el uso de "instrumentos legítimos de defensa comercial", tal como pretendía la delegación estadounidense. El resultado da cabida a una amplísima interpretación en la que podrían entrar medidas proteccionistas como las que Washington rumia para proteger su siderurgia.

La amenaza de una guerra comercial ha planeado sobre la cumbre de Hamburgo, que se produce bajo la amenaza de Washington de imponer trabas a la importación de acero apelando a razones de "seguridad nacional" inéditas desde tiempos de la Guerra Fría. Para evitarlo, los mandatarios acordaron reconducir a un foro multilateral, la OCDE, el contencioso sobre el acero. No está nada claro sin embargo, que esta iniciativa disuada a Trump. “Hemos fijado un calendario ambicioso, porque si no lo hacemos, nos arriesgamos a medidas unilaterales”, dijo Merkel en la conferencia de prensa en la que explicó las conclusiones de la cumbre y admitió que el acero es solo uno de los frentes comerciales abiertos, pero que hay más.

ANA CARBAJOSA

Los medios oficiales norcoreanos han calificado este domingo de "provocación" el envío de dos bombarderos estadounidenses a la península coreana para realizar maniobras y han advertido de que estos ejercicios "podrían causar el estallido de una guerra nuclear".

Pyongyang ha reaccionado así al despliegue en la víspera de dos bombarderos estratégicos B-1B estadounidenses, que han llevado a cabo simulacros de ataques de precisión en territorio surcoreano junto a cazas de este país como señal de advertencia al régimen norcoreano por su ensayo con un misil balístico intercontinental.

 Pyongyang justifica como "medidas legítimas de defensa" las pruebas armamentísticas norcoreanas, ante las "crecientes amenazas de guerra nuclear"

"Estados Unidos afirma que desplegará de forma regular bombarderos estratégicos en la península de Corea, un acto tan disparatado como jugar a encender fuego encima de un depósito de municiones", ha señalado este domingo en un artículo de opinión el Rodong Sinmun, el principal periódico norcoreano. "Un simple error o malinterpretación podría conducir al estallido de una guerra nuclear y, a su vez, esto conllevaría sin duda una nueva Guerra Mundial", ha añadido el diario oficial del Partido de los Trabajadores.

El artículo también justifica como "medidas legítimas de defensa" las pruebas armamentísticas norcoreanas, ante las "crecientes amenazas de guerra nuclear" contra Pyongyang por parte de Washington. Las maniobras aéreas realizadas en la víspera por Washington y Seúl constituyen "una firme respuesta a la serie de lanzamientos de misiles balísticos por parte de Corea del Norte", según ha dicho un portavoz de las fuerzas surcoreanas.

Estados Unidos afirma que desplegará de forma regular bombarderos estratégicos en la península de Corea, un acto tan disparatado como jugar a encender fuego encima de un depósito de municiones"

DIARIO COREA DEL NORTE

Los B-1B Lancers sobrevolaron el Mar del Este (Mar de Japón), se aproximaron a la frontera que delimita a las dos Coreas y posteriormente se unieron a cazas surcoreanos F-15K y F-16 en la provincia de Gangwon (este) para ensayar con fuego real ataques a instalaciones clave norcoreanas, según la misma fuente. Estos ejercicios se enmarcan en las amplias maniobras con fuego real ejecutadas por Washington y Seúl en respuesta al lanzamiento del proyectil intercontinental del pasado martes, que incluyeron el lanzamiento de varios misiles guiados y un notable despliegue de sus fuerzas navales y aéreas.

El último ensayo norcoreano implica que el hermético país ha logrado fabricar un misil con capacidad potencial para recorrer, según el ejército surcoreano, ente 7.000 y 8.000 kilómetros, suficiente para llegar a partes de Estados Unidos. Este nuevo avance armamentístico norcoreano eleva un escalafón más la tensión en la península y constituye un elemento que puede modificar el enfoque diplomático y estratégico de Washington para la región.

EFE

La Unesco ha decidido este viernes incluir al casco histórico de la ciudad cisjordana de Hebrón en su lista de lugares Patrimonio de la Humanidad en Peligro. Lo ha hecho registrándolo como Palestina, lo que ha provocado la indignación de Israel y EE.UU.

En el nuevo lugar protegido por la agencia de Educación, Ciencia y Cultura de la ONU se encuentra el lugar sagrado conocido por los musulmanes como la mezquita de Ibrahim y para los judíos como la Tumba de los Patriarcas. Con esta designación la Unesco evaluará anualmente la situación en el casco histórico de esa ciudad, que está situada en la zona ocupada por Israel.

Además, permite la asignación inmediata de ayuda del Fondo del Patrimonio Mundial para garantizar la salvaguardia de los sitios en peligro de extinción, los cuales están reconocidos por la comunidad internacional como de "valor universal excepcional". La zona vieja de Hebrón se convierte en el tercer sitio de Patrimonio de la Humanidad registrado como Palestina desde que la Unesco la reconoció como Estado en el 2011.

La respuesta de Israel

Por su parte, Tel Aviv ha condenado esta resolución calificándola de "delirante". "Esta vez decidieron que la Tumba de los Patriarcas en Hebrón es un sitio palestino, lo que quiere decir no judío", lamentó el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu. Asimismo el Gobierno de este país ha respondido recortando otro millón de dólares de los fondos que aporta a Naciones Unidas.

Es la cuarta vez en los últimos meses que Israel reduce la financiación al organismo internacional, al que había castigado por resoluciones que afectaban a sus intereses. Hasta diciembre del año pasado Tel Aviv contribuía con 11,7 millones anuales a la ONU, pero tras este último recorte ahora solo aportará 1,7 millones de dólares.

EE.UU. también ha criticado la decisión de la Unesco, tildando su resolución de "trágica" y de "afrenta a la historia". La embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley, advirtió que Washington está revisando sus relaciones con esa agencia de Naciones Unidas.

 Agencias

Era la foto más esperada. El primer encuentro cara a cara entre Donald Trump y Vladímir Putin, dos hombres que comparten derivas ideológicas y actitudes vitales, pero que presiden dos potencias mundiales a las que separa un abismo plagado de desencuentros: Siria, la anexión de Crimea, sanciones, pero sobre todo las acusaciones de injerencia a Moscú en las elecciones de EEUU, la llamada trama rusa. 

 

“Es un honor”, dijo Trump sobre el encuentro con su homólogo ruso, en los márgenes de la cumbre del G20 en Hamburgo. “Putin y yo hemos estado discutiendo varias cosas y creo que va muy bien”, dijo Trump en su primer encuentro con el presidente ruso.  La reunión duró finalmente dos horas y 15 minutos. Estados Unidos, Rusia y varios países de la región han acordado un alto el fuego en Siria, según explicaron fuentes estadounidenses a la agencia Reuters.

“Hemos mantenido conversaciones muy productivas. Creemos que van a pasar muchas cosas positivas para Rusia y Estados Unidos y para todos los implicados. Es un honor”, dijo Trump a los periodistas en Hamburgo al comenzar el encuentro. Por su parte Putin explicó que habían hablado por teléfono en el pasado, pero que una conversación telefónica nunca es suficiente. “Estoy encantado de conocerte personalmente”, dijo el presidente ruso. 

Putin, un político curtido en mil batallas, se sentó frente a un hombre de negocios que se estrena a diario en sus funciones de presidente. Este es el primer G20 de Trump y uno en el que las diferencias de EE UU con el resto de los participantes corren el riesgo de evidenciar un inédito aislamiento estadounidense. El presidente del America Firstha aterrizado en Hamburgo cargado de retórica proteccionista y aparentemente dispuesto a dilapidar el poder y la influencia acumulado por las sucesivas Administraciones en los últimos 70 años.

La reunión ha tenido lugar poco después de las cuatro de la tarde, en la última parte de la sesión en la que los líderes de los 20 países más industrializados y los emergentes además de la UE debatían sobre el cambio climático, como uno de los problemas globales más acuciantes y al que la comunidad internacional en pleno aceptó poner coto con el Acuerdo de París. Trump se ha desmarcado del consenso internacional porque considera que el pacto pone en peligro los puestos de trabajo en su país.

La guerra Siria y la lucha contra el terrorismo es uno de los temas que probablemente han dominado el encuentro. A diferencia del de Barack Obama, al Estados Unidos de Trump no le tembló el pulso a la hora de apretar el botón que desplegó misiles en Siria en respuesta a un ataque químico perpetrado presuntamente por el régimen de Bachar el Asad. Moscú, estrecho aliado de Damasco rechaza de plano cualquier intervención en contra las fuerzas del régimen sirio. El terrorismo internacional y la lucha contra el ISIS es sin embargo, el gran punto de confluencia entre ambos.

El riesgo político del encuentro es enorme para Trump, obligado a un delicado ejercicio de equilibrismo. Su llegada a la Casa Blanca prometía una complicidad con Rusia nunca vista. Pero a las acusaciones de la inteligencia estadounidense de la injerencia rusa en la campaña electoral de EE UU en 2016 y de la connivencia de miembros de la Administración con Moscú, le han seguido los esfuerzos del Congreso estadounidense por limitar los acercamientos del presidente a Moscú. Una excesiva calidez entre ambos líderes suscitaría no pocos recelos entre la clase política y la opinión pública de EE UU, mientras que un enfrentamiento sería motivo de honda preocupación. La reunión le permite a Putin sin embargo, presumir de ser anexionar Crimea e inmiscuirse en las elecciones estadounidenses sin que le pase una excesiva factura.

ANA CARBAJOSA

Más artículos...

Regístrese a través de nuestro servicio gratuito de suscripción por correo electrónico para recibir notificaciones cuando haya nueva información disponible.