Mundo

"El Muro de las Lamentaciones es el lugar más sagrado para el pueblo judío y he decidido llamar a la estación que conduce a este lugar con el nombre del presidente de EEUU", señaló el ministro de Transporte.

El Gobierno de Israel planea que la estación de tren que construirá cerca del Muro de las Lamentaciones lleve el nombre de Donald Trump, informó este miércoles el ministro de Transportes, Yisrael Katz, según el diario israelí Yedioth Ahronot.

 

"El Muro de las Lamentaciones es el lugar más sagrado para el pueblo judío y he decidido llamar a la estación que conduce a este lugar con el nombre del presidente de EEUU", señaló Katz a Yedioth Ahronot.

La futura estación ferroviaria, que las autoridades israelíes construirán en el barrio judío de la Ciudad Vieja de Jerusalén, llevará el nombre de "Donald John Trump" como agradecimiento por "su valiente e histórica decisión de reconocer a Jerusalén como la capital del Estado de Israel", en palabras del ministro.

"La estación Donald Trump" será una de las dos instalaciones ferroviarias que el Gobierno israelí planea construir como extensión de una nueva línea de alta velocidad que conectará Tel Aviv con Jerusalén, pasando por el aeropuerto Ben Gurión y la ciudad de Modiín.

El coste del proyecto de la infraestructura ferroviaria, la primera de alta velocidad que va a haber en Israel, supondrá un gasto público de más de 605 millones de euros, indicó el responsable de Transporte israelí.

FUENTE: EFE

Por todos es bien sabido el lazo de amistad que existe entre el príncipe Harry y los Obama, tanto que a través de los años han coincidido en múltiples ocasiones. Aprovechando esa buena relación, el príncipe Harry reveló ante el ex presidente de Estados Unidos su faceta como entrevistador. En septiembre pasado, Barack Obama acudió a la más reciente edición de los Invictus Games, en Toronto, y fue ahí donde se grabó la amena conversación entre ambos. Dicha entrevista será transmitida en el segmento de invitados especiales del programa Today, a través de la BBC Radio, el próximo 27 de diciembre

 
 

Barack Obama y príncipe Harry

Aunque faltan casi dos semanas para escuchar la conversación entre ambos líderes, este domingo el Palacio de Kensington, así como la estación de radio, compartieron en sus respectivas cuentas de Twitter un adelanto de la divertida charla, en la cual cada uno hace gala de su característico sentido del humor. 

 
 

Here is a sneak preview of when @BarackObama met Prince Harry for the interview. Listen to the full interview on 27th December on @BBCr4today.

 

 

En el teaser del encuentro entre ambos, se escucha al ex mandatario bromear sobre el tono que debe usar: “¿Necesito acento inglés?”. Harry le responde que no es necesario, sin antes advertirle que si hace pausas muy largas entre cada una de sus respuestas, le hará una expresión facial para ponerlo nervioso, a lo que Obama responde: “No quiero ver esa cara”. 

 

The conversation with @BarackObama includes his memories of the day he left office and his hopes for his post-presidential life, including his plans to focus on cultivating the next generation of leadership through the @ObamaFoundation.

 

 

El Palacio de Kensington comunicó que la charla se enfocará en los intereses que comparten acerca de crear las plataformas necesarias para formar a los jóvenes del mañana. Además de esto, también conversarán sobre las impresiones del ex presidente al dejar la Oficina Oval y discutirán sobre su trabajo en la Fundación Obama tras su salida de la presidencia. 

 

Una amistad desde hace años  

El nieto de la reina Isabel y el ex presidente han sido amigos desde hace mucho tiempo. En septiembre pasado, fueron fotografiados intercambiando risas durante los Invictus Games en Canadá, evento el cual fue fundado por Harry hace años. Antes de llevarse a cabo en Toronto, los juegos fueron realizados en otras ciudades como Londres y Orlando, Florida. 

El año pasado, Obama y su esposa, Michelle, ‘retaron’ a Harry y a la delegación inglesa de atletas mediante un mensaje en Twitter con un divertido video. “Hey, príncipe Harry, ¿recuerdas que nos dijiste que participáramos en los Juegos Invictus?”, dice Michelle Obama en el video. “Cuidado con lo que deseas”, finaliza Obama. El Príncipe no se quedó callado y les respondió con otro tuit: “Wow @FLOTUS y @POTUS, parece que tenemos una pelea en torno a @weareinvictus. Pueden decirlo, pero ¿pueden lograrlo?”. Además de esa respuesta, el Palacio de Kensington compartió un hilarante video de Harry con la reina Isabel. 

príncipes de Inglaterra con los Obama

 

Además de compartir este tipo de intereses, también comparten temas personales. Tras darse a conocer el compromiso de Harry y Meghan Markle, en noviembre, los Obama felicitaron a la enamorada pareja y les desearon lo mejor en esta nueva etapa de sus vidas: “Michelle y yo estamos encantados de felicitar al príncipe Harry y a Meghan Markle por su compromiso. Les deseamos una vida de alegría y felicidad juntos”. 

Monica Tirado

No presenta buenas perspectivas el recién estrenado 2018. El riesgo de una crisis geopolítica severa, el “equivalente a la crisis financiera internacional de 2008”, es muy elevado, según el diagnóstico de la consultora de riesgo Eurasia Group. El peligro procede tanto del ámbito de la ciberseguridad y del terrorismo como de un error de cálculo en los conflictos abiertos con Corea del Norte, Siria o Rusia, que pueden desatar una crisis en cualquier momento. De fondo, la ausencia de un liderazgo mundial ante el deliberado paso atrás del Estados Unidos de Donald Trump

Cada mes de enero Eurasia Group presenta su lista de los principales riesgos que afronta el mundo en ese año, una base para los debates que a finales de mes tienen lugar en el Foro Económico Mundial que se celebra en la estación suiza de Davos. Y no van a ser buenas noticias para los delegados a la cita alpina. Pese a la recuperación económica sincronizada a nivel global y la carrera al alza de las bolsas, el mundo va a tener que lidiar con la creciente amenaza de un accidente imprevisto, lo que en la jerga se denomina un cisne negro, que puede desatar una crisis global. “2018 presenta el escenario con mayores riesgos geopolíticos desde 1998”, explicaba este martes por teleconferencia su presidente, Ian Bremmer.

El 'América primero' de la Administración de Donald Trump ha erosionado el orden político internacional que ha liderado Estados Unidos desde la Segunda Guerra Mundial, dando pie a un vacío de poder que, según la consultora que preside Bremmer, por primera vez China se muestra dispuesta a ocupar. Y ahí surge el primer riesgo: que lo hará según sus propias reglas, las de un Estado autoritario que lidera la inversión en nueva tecnología —frente al sector privado que es quien lleva la batuta en los países occidentales—, con una nueva arquitectura comercial y de inversión guiada por intereses puramente bilaterales y con el valor de la no intervención como máxima en sus relaciones internacionales. “China está fijando los estándares internacionales con menor resistencia que nunca”, advierte el documento de la consultora. Y Bremmer matiza: “China no reemplazará a EE UU como potencia mundial, su único interés es el liderazgo económico y tecnológico”. 

Con esa política, China ya ha logrado superar a Estados Unidos en número de robots operativos (340.000 frente a 250.000), usuarios de Internet (773.000 frente a 246.000) o en los avances de la economía digital, con 5,5 billones de pagos por teléfono móvil frente a los 112.000 millones de Estados Unidos.

Ese escenario en el que los Estados tienen un creciente papel en la carrera tecnológica y económica agrava el riesgo de ciberataques, uno de los cisnes negros de 2018, junto a Corea del Norte, Siria, Rusia o nuevos ataques terroristas porque puede provocar una sobrerreacción y abrir un nuevo conflicto. Y suscita, a juicio de la consultora, la amenaza de un nuevo proteccionismo 2.0, azuzado a su vez por el nuevo entorno de creciente protagonismo de los populismos. “No estamos al borde de una tercera guerra mundial”, tranquiliza la consultora, pero en la ausencia de un garante de la seguridad global, con la proliferación de actores regionales y privados con capacidad de desestabilización, el mundo es un lugar mucho más peligroso”.

Eurasia Group pone, asimismo, el acento en el incierto futuro que afronta México, con el riesgo creciente de que las negociaciones sobre el acuerdo de libre comercio con EE UU y Canadá no tengan buen fin y la celebración de unas elecciones, cuya carrera lidera en estos momentos el líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador, que puede provocar inestabilidad en los mercados conforme se acerque la fecha electoral.

Las relaciones entre Estados Unidos e Irán son otro de los riesgos más destacados para 2018, tanto a nivel político como para los mercados, por su implicación sobre el sector energético. Las recientes protestas que viven diversas ciudades iraníes “no se veían venir”, según admite Bremmer, por más que la demanda de los jóvenes iraníes sean similares a las de otras economías en crisis, que exigen empleo y cierta apertura. “Pero no creo que esto vaya a ser como las protestas de 2009 aunque obligará a Rohaní a acometer reformas”, apunta. En ese enfrentamiento con las autoridades de Teherán, Trump se ha apoyado en Arabia Saudí, sumida a su vez en un programa reformista que “va demasiado rápido, demasiado lejos y demasiado tarde”, por lo que la consultora no le augura un gran éxito. “Riad está fracasando en todas sus operaciones exteriores, desde Yemen a Líbano y si me preguntas qué pasará de aquí a cinco o diez años, yo apostaría que esta política va a fracasar y restará protagonismo” al Reino del Desierto, explica Bremmer.

ALICIA GONZÁLEZ

El Consejo de Seguridad trató de aislar aún más a Estados Unidos al someter a votación un proyecto de resolución que hacía un llamamiento a los miembros de las Naciones Unidas a que se "abstengan de establecer misiones diplomáticas en Jerusalén". El borrador no citaba expresamente la decisión del presidente Donald Trump de trasladar su embajada desde Tel Aviv. Washington, sin embargo, no dudó en ejercer su poder de veto. Es la primera vez que la Administración del republicano bloquea una decisión del órgano que vela por la paz y la seguirdad.

Leer más...

Tres semanas después de anunciar la «derrota militar» del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Irak, el primer ministro, Haider Al Abadi, ofreció un discurso a la nación para informar del «final de la guerra» contra el EI. En el intervalo entre estos dos anuncios las fuerzas iraquíes han perseguido y acabado con los seguidores del califa por el desierto que une Irak y Siria y solo cuando concluyó esta labor de limpieza, Abadi comunicó que «nuestras fuerzas controlan completamente la frontera y por lo tanto anuncio el final de la guerra contra Dáesh (acrónimo en árabe del EI)». El primer ministro, que desde que llegó al cargo ha tenido esta guerra como su prioridad, apuntó a la «unidad y determinación» entre los iraquíes como la clave para lograr esta victoria «en tan poco tiempo».

El califato es historia tres años después de su autoproclamación en Siria e Irak y deja una herencia de miles de muertos, millones de desplazados y la destrucción de ciudades enteras a las que los civiles no podrán regresar en muchos años. Una pesadilla que se instaló en el corazón de Oriente Medio de forma sorpresiva en junio de 2014 cuando el grupo, que para entonces ya tenía Faluya, se hizo con ciudades como Mosul, Tikrit o Ramadi ante el descalabro de un ejército de Irak que se dio a la fuga y dejó todos sus arsenales en los cuarteles.

El anuncio de la derrota oficial en Irak llegó solo 48 horas después de que Rusia, principal aliado del Gobierno de Damasco, diera también por acabada la presencia del EI en Siria, donde los últimos combates también se han producido en la zona fronteriza y desértica del Valle del Éufrates.

Último capítulo tras la invasión

La coalición internacional que lidera Estados Unidos aprovechó el mensaje de Abadi para «felicitar al pueblo iraquí por su significativa victoria contra Dáesh» y sus mandos adelantaron a través de las redes sociales que «estamos a su lado mientras se crean las condiciones para un Irak seguro y próspero». La cobertura aérea de EEUU ha sido clave para lograr esta victoria militar, pero los estadounidenses, siguiendo el modelo impuesto por Barack Obama, no han contado con una gran presencia militar sobre el terreno y han cedido el protagonismo a las unidades iraquíes.

Irak se desangra desde 2003. La invasión estadounidense prometía traer la democracia, pero ha terminado por hundir al país en un conflicto sectario cuyo último capítulo ha sido este califato. Los yihadistas aprovecharon el descontento de la minoría suní del país para dar un golpe de fuerza en el verano de 2014 y el Gobierno de Bagdad, en manos de la mayoría chií, les ha hecho frente gracias a su peculiar equilibrio de apoyos entre Washington y Teherán, cuyas relaciones han vuelto a tensarse desde la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca.

Vuelta a la insurgencia

Desde la liberación de Mosul en verano, el EI ha ido perdiendo batalla tras batalla y los yihadistas, que antes luchaban hasta la muerte, optaron por replegarse al desierto o rendirse. Sus dos grandes centros de poder, Mosul, en Irak, y Raqqa, en Siria, son ahora puro escombro después de largas ofensivas que empezaron con intensos bombardeos aéreos y concluyeron con combates casa por casa. Los servicios de inteligencia de EEUU elevan a más de 60.000 los yihadistas muertos desde junio de 2014, entre ellos la mayor parte de altos cargos, pero es una incógnita el número de seguidores del califa que han podido sobrevivir, los que han regresado a sus países de origen o los que permanecen como células durmientes en Irak y Siria.

Los yihadistas vuelven a la clandestinidad, pero después de tres años dirigiendo un califato con el que han logrado que su nombre desbanque al de Al Qaeda como amenaza global. Su bandera ya no está en las plazas de ninguna ciudad, pero su ideología tiene capacidad de seguir motivando a musulmanes en todo el mundo.

Mikel Ayestaran

Más artículos...

Regístrese a través de nuestro servicio gratuito de suscripción por correo electrónico para recibir notificaciones cuando haya nueva información disponible.