EE.UU

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha pasado en menos de 24 horas de condenar el atentado de este martes en Nueva York a culpar de la entrada de terroristas en Estados Unidos al sistema de visados implantado por la administración demócrata y concretamente al senador Charles E. Schumer, a quien ha atribuido la creación de la lotería que asigna permisos de residencia por sorteo. Según Trump, el atacante que mató a ocho personas en el sur de Manhattan entró en el país con uno de esos permisos, lo que hace necesario reformar el sistema para otorgar autorizaciones de residencia sobre la base de méritos personales.

"El terrorista entró en nuestro país a través de lo que se conoce como 'Programa de Lotería de Visas de Diversidad', una perla de Chuck Schumer. Quiero que esté basado [el sistema de visados] en el mérito", ha tuiteado Trump este miércoles a primera hora. Instantes después añadía: "Estamos peleando duro a favor de la inmigración basada en el mérito, no más sistemas demócratas de lotería. Tenemos que ser mucho más duros (y listos).

 

The terrorist came into our country through what is called the "Diversity Visa Lottery Program," a Chuck Schumer beauty. I want merit based.

 
 

We are fighting hard for Merit Based immigration, no more Democrat Lottery Systems. We must get MUCH tougher (and smarter). @foxandfriends

 
 

"Senator Chuck Schumer helping to import Europes problems" said Col.Tony Shaffer. We will stop this craziness!@foxandfriends

 

El presidente ha echado mano de unas declaraciones del exmilitar Tony Shaffer en las que acusaba al senador demócrata Schumer de "ayudar a importar los problemas de Europa. ¡Vamos a parar esta locura!, ha concluido Trump. Unas horas más tarde, el magnate dijo en rueda de prensa que estaba considerando seriamente enviar al autor del ataque en Manhattan a la prisión de Guantánamo, en Cuba. El presidente llamó "animal" al sospechoso. 

 

El tono encendido fue también una constante de los primeros tuits del presidente tras el ataque de Nueva York. Después de condenar el atentado y trasladar sus condolencias a los familiares de las víctimas prometió un "escrutinio extremo” a los inmigrantes que quieran entrar en el país. Poco más de una hora después del atentado, con los detalles aún muy confusos, el presidente tuiteó: “En NYC, parece un nuevo ataque por una persona enferma y trastornada. Las fuerzas del orden lo siguen de cerca. ¡NO EN USA!”.

Una hora después, a las 18.30 de Nueva York, el presidente apuntó directamente al grupo terrorista ISIS: “No debemos dejar que ISIS entre, o vuelva, a nuestro país después de haberlos derrotado en Oriente Medio y otros sitios. ¡Basta!”. Finalmente, en un tercer tuit, anunció: “Acabo de ordenar a Seguridad Nacional que intensifiquen nuestro programa de Escrutinio Extremo. Ser políticamente correcto está bien, ¡pero no para esto!”.

 

I have just ordered Homeland Security to step up our already Extreme Vetting Program. Being politically correct is fine, but not for this!

 
 

We must not allow ISIS to return, or enter, our country after defeating them in the Middle East and elsewhere. Enough!

 
 

In NYC, looks like another attack by a very sick and deranged person. Law enforcement is following this closely. NOT IN THE U.S.A.!

 

La Casa Blanca ya ha presentado un programa para limitar la inmigración legal, aparte de poner en marcha la mayor campaña contra la inmigración ilegal en décadas.

El presunto autor de la matanza en Nueva York, detenido en el lugar de los hechos, es un hombre de 29 años llamado Sayfullo Habibullaevic Saipov que llegó a Estados Unidos hace una década y vivía en Florida. Según algunos testigos, tras arrollar a una veintena de personas se bajó del vehículo y gritó “Alá es grande”. Según la cadena CNN, Saipov dejó una nota en el vehículo en la que juraba lealtad al ISIS.

El gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, ha acusado este miércoles a Trump de "politizar" la tragedia terrorista de Manhattan con unos mensajes que Twitter que "no ayudan". "Los tuits del presidente creo que no ayudaron y tampoco fueron objetivos. Creo que con ellos intentó apuntar a posibles culpables y politizar la situación (...). Sus tuits ni siquiera son exactos hasta donde tengo entendido", dijo Cuomo en una rueda de prensa.

No es la primera vez que Trump relaciona inmediatamente un atentado con la política migratoria. El caso más sonado fue cuando, en plena campaña electoral, el 2 de diciembre de 2015 una pareja mató a 14 personas a tiros en San Bernardino, California. Ella era inmigrante paquistaní y él era estadounidense de familia paquistaní. En respuesta a aquel ataque, Trump lanzó su famosa propuesta de prohibir la entrada a todos los musulmanes en Estados Unidos “hasta que nuestros políticos sepan qué demonios está pasando”.

Como presidente, una de las primeras cosas que trató de hacer Trump fue poner en marcha una medida directamente relacionada con esa promesa. Trump dictó un veto migratorio que dejó fuera del país indiscriminadamente a todos los ciudadanos de siete países de mayoría musulmana. El veto fue denunciado por inconstitucional y paralizado por los jueces de forma cautelar. El Gobierno publicó entonces un segundo veto, también paralizado por la justicia, y un tercero, actualmente en los tribunales.

Ataques parecidos al de Nueva York, cometidos lanzando un vehículo contra transeúntes, han ocurrido desde 2016 en Niza, Berlín, Londres y Barcelona.

PABLO XIMÉNEZ DE SANDOVAL

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ordenó la noche de este martes “endurecer” los vetos a ciudadanos extranjeros después de conocerse que el autor del atentado que causó ocho muertos en un atropello múltiple en Nueva York es un inmigrante de Uzbekistán.

”Acabo de ordenar al (Departamento de) Seguridad Nacional que endurezca nuestro el programa de vetos ya de por sí extremo. Ser políticamente correcto esta bien, ¡pero no para esto!”, afirmó el mandatario a través de un mensaje en Twitter.

 
 

I have just ordered Homeland Security to step up our already Extreme Vetting Program. Being politically correct is fine, but not for this!

 

Trump no especificó a qué programa hacía referencia en su tuit ni las medidas que ordenó adoptar para endurecerlo. La Casa Blanca tampoco ofreció explicaciones de este anuncio. Poco antes, el presidente se había referido al Estado Islámico (EI) en otro tuit pese a que esta organización terrorista no ha reivindicado, de momento, el ataque de Nueva York.

”No debemos permitir al Estado Islámico que vuelva, o entre, a nuestro país después de derrotarlos en Oriente Próximo y en otros lugares. ¡Basta!”, afirmó Trump. Medios estadounidenses identificaron al autor del atropello múltiple que este martes causó ocho muertos en Nueva York como Sayfullo Saipov, un inmigrante uzbeco de 29 años.

Según ABC, Saipov llegó a Estados Unidos hace siete años beneficiado por un programa que ofrece una lotería de visados y al que acceden países que tienen pocos inmigrantes en Estados Unidos.

De acuerdo con el testimonio de personas que estaban en el lugar del atropello múltiple, el presunto autor gritó “Alá es grande”, en árabe, cuando salió del vehículo después de que chocara contra un autobús escolar y tras atropellar a decenas de personas.

EFE

George Papadopoulos, asesor de la campaña del presidente Donald Trump se declaró culpable de mentirle al FBI. Mientras Paul Manafort, exjefe de campaña del presidente de EE.UU. y Rick Gates, exrepresentante de campaña, enfrentan 12 cargos entre ellos uno de "conspiración contra Estados Unidos".

El presidente Donald Trump actuó rápidamente el lunes para distanciarse él y a la Casa Blanca de las acusaciones contra su ex presidente de campaña y otro antiguo colaborador. El mandatario dijo que los supuestos delitos de Paul Manafort ocurrieron “hace años” e insistió que no hubo conspiración entre su campaña presidencial y Rusia.

En respuesta ante las noticias de que dos de sus asesores de campaña fueron encausados por el fiscal especial Robert Muller, quien está a cargo de investigar los vínculos entre la campaña presidencial de Trump y Rusia, el presidente intentó desviar la atención hacia otra parte al cuestionar por qué Hillary Clinton y los demócratas no están bajo investigación. 

Trump publicó en su cuenta de Twitter: “Lo siento pero esto sucedió hace años, antes de que Paul Manafort formara parte de la campaña Trump. Pero ¿por qué la corrupta de Hillary y los demócratas no son el objetivo?”. 

En otro tuit escribió que “¡NO HUBO COLUSIÓN!”. 

Manafort y su antiguo socio Rick Gates se entregaron a las autoridades federales el lunes para enfrentar cargos de conspiración contra Estados Unidos, actuación como agentes extranjeros no registrados, y otras acusaciones financieras que implican decenas de millones de dólares enviadas a cuentas en el extranjero. 

Además, el ex asesor de campaña de Trump, George Papadopoulos, se declaró culpable de mentir a los agentes del FBI sobre las interacciones y reuniones entre los funcionarios gubernamentales rusos y la campaña del ahora mandatario. 

La acusación contra Manafort y Gates alega actividad criminal durante “al menos en el 2016”, cuando la campaña presidencial estaba funcionando al cien por ciento. 

Los asesores de la Casa Blanca expresaron en privado que sintieron alivio de que los cargos contra Manafort y Gates no estaban relacionados con Rusia o con el gobierno de Trump. La Casa Blanca declinó comentar sobre la declaración de culpabilidad de Papadopoulos.

AP




Paul Manafort, quien fue director de campaña de Donald Trump durante dos meses, fue acusado de "conspiración contra Estados Unidos" este lunes por un gran jurado federal.

Entre los 12 cargos que enfrenta Manafort se encuentran también acusaciones de conspiración para lavar dinero, ser agente no registrado de una autoridad extranjera, declaraciones falsas y no presentación de informes de bancos extranjeros y cuentas financieras.

El exsocio empresarial de Manafort y también miembro de la campaña de Trump, Rick Gates, enfrenta los mismos cargos.

Ambos se entregaron este lunes de mañana al Buró Federal de Investigaciones (FBI, por su sigla en inglés).

La BBC aún no pudo confirmar si los cargos se deben a las actividades de lobbyde Manafort o por la supuesta colusión de la campaña de Trump con Rusia.

De ser así, sería la primera acusación desde que el exdirector del FBI Robert S. Mueller III fuera designado en mayo pasado como investigador especial sobre la posible interferencia de Rusia en las elecciones presidenciales de EE.UU. en 2016.

Distanciamiento y frustración

Manafort, de 68 años, se sumó al equipo de Trump (entonces precandidato por el Partido Republicano) en marzo de 2016 y se desempeñó como su jefe de campaña entre junio y agosto.

Paul Manafort tapándose la cara al llegar al FBI.Derechos de autor de la imagenREUTERS
Este lunes de mañana Manafort se entregó ante el FBI.

En ese mes debió abandonar su cargo debido a reportes señalando que había recibido millones de dólares por parte de un partido de Ucrania favorable al gobierno de Rusia.

Manafort, quien también fue asesor político del expresidente George H. W. Bush, negó entonces las acusaciones.

Según Jane O'Brien, periodista de la BBC en Washington, "el gobierno de Trump ha intentado distanciarse de Manafort, señalando que éste fue el presidente de la campaña brevemente y que se le pidió que renunciara a medida que aumentaban las denuncias".

En el fin de semana, Trump expresó nuevamente su frustración por las investigaciones hacia sus colaboradores actuales y pasados por los supuestos vínculos con Rusia a través de una series de tuits en los que volvió a arremeter contra su oponente demócrata, Hillary Clinton.

 Agencias

Al menos seis muertos y 11 heridos han sido registrados tras el atropello que ha tenido lugar hoy en Nueva York. La policía de la ciudad ha confirmado que tiene bajo custodia a un persona, mientras el incidente al sur de Manhattan está siendo tratado de terrorismo.

Según el diario estadounidense 'The New York Times', un hombre conducía una pick up, invadió el carril bici próximo al río Hudson, en el Bajo Manhattan, golpeando a varias personas. Además, el vehículo colisionó con un autobús escolar procedente de Stuyvesant High School.

También hay reportes de que el hombre disparó desde el vehículo, pero el departamento de policía de Nueva York habla de balas de fogeo y que fue la policía la que disparó.

 
 

BREAKING VIDEO: Shooting/car ramming incident Manhattan, multiple injured. Warning Graphic content pic.twitter.com/s6sELaTU2P

 
 

 

La policía ha dicho que no está buscando más sospechosos y los estudiantes de Stuyvesant High School dicen que vieron a un hombre disparar desde la pick up, con el logo de la cadena de hardware Home Depot, y vieron cómo el camión se giró y golpeó al autobús escolar. 

Not gonna share it, but AP has a photo of at least one body covered with a white sheet on a bike path in lower Manhattan

 

 

A través de las redes sociales, el departamento de Policía ha pedido a los residentes que eviten el área en torno a Chamber St. y West Side Highway, donde se han oídos los disparos. "Se espera mucho personal de emergencia en la zona", indicaba un tuit de la NYPD en el que también se informaba de que habían arrestado a una persona.

 

 Algunas personas han sido tratadas por heridas cerca del autobús escolar que aparece destrozado.

La investigación, señalaba la policía en otro mensaje, está abierta. 

La zona, muy cercana al memorial del 11-S, ha sido acordonada por las fuerzas de seguridad, según imágenes difundidas en directo por las televisiones locales.

El alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, informa Efe, ha sido informado de lo ocurrido y se traslada en estos momentos al lugar, según su portavoz, Eric Phillips.

  • CAROLINA MARTÍN

Fue el candidato de la división. Ganó con menos votos que su rival. Y desde que entró en la Casa Blanca no ha dejado de polarizar. Una encuesta de The Washington Post revela que el presidente Donald Trump ha llevado a Estados Unidos a una de las mayores fracturas de la historia reciente: siete de cada ciudadanos consultados considera que se vive una división similar a la que propició la Guerra de Vietnam.

 

El sondeo, realizado con la Universidad de Maryland, muestra el pesimismo que se ha instalado en EEUU y que la llegada al poder de Trump solo ha ahondado. Lejos de recuperar la credibilidad de la clase la política, el candidato que se presentó a sí mismo como un antisistema se ha hundido en el pantano que prometió drenar. Sus sacudidas son vistas como una nueva forma de normalidad, y el desprestigio de las instituciones que él iba a enderezar se ha acrecentado hasta el punto de que el 70% de los encuestados considera que su Administración es disfuncional (un 80% en el caso del Congreso).

Es difícil saber si este descrédito es bueno o malo para los fines electorales de Trump y su eterno coqueteo con los márgenes del sistema, pero supone una fisura grave. Un 71% de los consultados está convencido de que la política estadounidense ha tocado su punto más bajo. Un desapego que golpea la médula del sueño americano: la confianza en su democracia. El porcentaje de quienes ya no se sienten orgullosos de ella se ha triplicado en tres años (del 18% al 36%) y ya alcanza la cifra más alta, incluso entre republicanos, de los últimos 20 años.

 

Son signos de una erosión constante. El declive de una era que avanza a marchas forzadas y cuyas causas los ciudadanos identifican claridad. Entre ellas destaca el peso del “dinero en la política” (65%), los donantes ricos (56%), el extremismo (56%), el propio Donald Trump (51%), pero también los medios de comunicación (49%) y la corrección política (41%). Muchos retos para una presidencia que se ha volcado en mantener activo su núcleo electoral más que en abrirse y buscar la conciliación.

J.M.AHRENS

Los cargos no se han hecho públicos todavía por orden de un juez federal. No está claro qué cargos son ni a qué personas afectan, pero ya hay planes para que cualquier acusado pueda ser detenido a partir del próximo lunes.

 Un gran jurado aprobó este viernes en un tribunal federal de Washington los primeros cargos dentro de la investigación sobre la supuesta injerencia rusa en las elecciones de 2016 que encabeza el fiscal especial Robert Mueller, según informó la cadena CNN.

 

La cadena, que cita a fuentes anónimas con conocimiento del asunto, asegura que los cargos no se han hecho públicos todavía por orden de un juez federal.

No está claro qué cargos son ni a qué personas afectan, pero ya hay planes para que cualquier acusado pueda ser detenido a partir del próximo lunes, de acuerdo con CNN.

Mueller fue nombrado en mayo pasado fiscal especial para la investigación de la supuesta injerencia rusa en las elecciones del año pasado y de si hubo algún tipo de coordinación entre la campaña del ahora presidente Donald Trump y el Kremlin.

Trump ha denunciado varias veces, algunas en Twitter, que esa investigación no es más que una "caza de brujas" en su contra y está molesto porque las pesquisas de Mueller y su equipo se ampliaron hace un tiempo a sus finanzas y negocios familiares, aunque recientemente dijo que no se planteaba despedir al fiscal especial.

Apenas unas horas antes de la información sobre los primeros cargos divulgada por CNN, Trump subrayó hoy en un tuit que el hecho "mayoritariamente" aceptado en la actualidad es que "no hubo complot" entre él y Rusia, sino entre el Kremlin y la excandidata presidencial demócrata Hillary Clinton.

Precisamente esta semana se supo que el Partido Demócrata y la campaña de Clinton financiaron el dossier del exespía británico Christopher Steele sobre los posibles vínculos de Trump con el Kremlin.

En el marco de la investigación de la trama rusa encabezada por Mueller están en la mira, entre otros, el yerno y asesor de Trump, Jared Kushner; su exdirector de campaña Paul Manafort y su exasesor de seguridad nacional Michael Flynn.

Además del equipo dirigido por Mueller, varios comités del Congreso están llevando a cabo investigaciones paralelas.

FUENTE: EFE

Más artículos...

Regístrese a través de nuestro servicio gratuito de suscripción por correo electrónico para recibir notificaciones cuando haya nueva información disponible.