EE.UU

Washington - Cuando el Congreso vuelva a sesionar mañana, lunes, los legisladores federales boricuas avivarán su presión para que en el marco de la peor catástrofe ocurrida en Puerto Rico en la historia moderna, se acelere la ayuda de emergencia y se tome en cuenta la crisis fiscal que vive el país.

 Después de años de reclamar nuevas medidas que incentiven el desarrollo económico, el liderato boricua  advertirá que se necesita socorro inmediato.

“Vamos a necesitar dinero adicional del fondo de emergencia (para desastres)”, indicó ayer la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, al coincidir con el congresista demócrata José Serrano (Nueva York), en que se va a requerir una asignación de “decenas de miles de millones de dólares”.

 

El huracán Irma ya había causado unos $1,000 millones en daños en Puerto Rico.

A principios de mes, el Congreso había asignado $15,250 millones para atender los daños dejados por los huracanes Harvey e Irma.

En conversaciones recientes, González dijo que el speaker Paul Ryan reiteró que en octubre buscarán aprobar una nueva asignación de fondos de emergencia para las víctimas de los huracanes, que ahora tomará en cuenta el desastre causado por el huracán María en Puerto Rico.

“Puerto Rico jamás había vivido una situación devastadora y catastrófica como la que estamos viviendo, como resultado de dos huracanes”, indicó González, en una entrevista telefónica desde el centro de operaciones del gobierno en San Juan.

González se mostró satisfecha con la respuesta federal y dijo que en los próximos días llegarán legisladores, entre ellos el senador republicano Marco Rubio (Florida), que ayudarán a crear conciencia en Washington sobre la magnitud de la crisis que vive la Isla, tras apagarse la red eléctrica, casi todo el suministro de agua y la red de telecomunicaciones.

Colegas como el senador Rubio, Jeff Duncan (Carolina del Sur) y French Hill (Arkansas) enviaban suministros y generadores eléctricos.

El vienes, el congresista Serrano remitió una carta al presidente Donald Trump en la que solicita que establezca un grupo de trabajo que coordine los esfuerzos de reconstrucción en Puerto Rico, Texas, Florida y las Islas Vírgenes estadounidenses después del azote de los huracanes María, Irma y Harvey.

Serrano, boricua que representa un distrito del condado neoyorquino de El Bronx y es uno de los demócratas de más rango en el influyente Comité de Asignacionesde la Cámara baja federal, recordó que se formó un comité especial después de los daños causados por el huracán Sandy en Nueva York y Nueva Jersey, que permitió reunir a autoridades federales estatales y locales.

“Se necesita un plan similar para todas las áreas afectadas durante esta temporada de huracanes”, indicó Serrano, en su carta al presidente Trump.

Como ocurrió durante la pasada sesión, cuando se terminó imponiendo la Junta de Supervisión Fiscal que controla las decisiones financieras del gobierno de Puerto Rico y se abrió la puerta a la reestructuración de la deuda pública, las autoridades gubernamentales de la Isla y la sociedad civil han clamado por medidas que incentiven el crecimiento económico.

La prioridad más urgente, hasta el huracán Irma, era asegurar mantener el mismo nivel de asignaciones federales de salud, que ha rondado unos $1,600 millones anuales y que puede reducirse en $1,200 millones anuales ante el fin de los fondos de Medicaid que ha asignado la ley Obamacare.

Ahora, la tarea tendrá que centrase en la normalización y reconstrucción del país, pero teniendo en cuenta la grave crisis fiscal y de deuda pública a la que ya se enfrentaba la Isla. 

González ha pedido al speaker Ryan que envié una delegación de la Cámara baja a la Isla. Mientras, el  demócrata Luis Gutiérrez (Illinois) reclamó que se ordene una misión bipartidista que pueda observar los daños y hacer recomendaciones al Congreso.

La comisionada solicitó al presidente Trump – quien tiene previsto ir pronto a San Juan -, que otorgue una dispensa a Puerto Rico para que se exima a los gobiernos central y municipales de costear el 25% de los costos de remoción de escombros que exige la ley para parear la asistencia de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA).

Ayer, los senadores demócratas Elizabeth Warren (Massachusetts), Charles Schumer (líder de la minoría y elegido por Nueva York), Robert Menéndez (Nueva Jersey) y Corey Booker (Nueva Jersey), solicitaron que esa dispensa aplique tanto a Puerto Rico como a las Islas Vírgenes estadounidenses.

“Estamos preocupados de que Puerto Rico y las Islas Vírgenes de los EE.UU. tendrán extrema dificultad para encontrar los fondos para pagar el 25% de local de pare necesario para toda la financiación de la asistencia pública que necesitan”, indicaron los senadores.

El congresista Gutiérrez también ha solicitado que se aplique la dispensa a cualquier ayuda de emergencia.

Esta semana, la comisionada González prevé estar un par de días en Washington para ordenar legislación que también ayude a Puerto Rico a mitigar la emergencia.

En ese sentido, quiere reunir al “caucus de amigos” de Puerto Rico en Congreso para coordinar una agenda común.

La demócrata boricua Nydia Velázquez (Nueva York), considera que como parte de cualquier iniciativa centrada en la Isla, el gobierno federal debe decretar una exención, de por lo menos un año, en los requisitos de las normas federales de cabotaje, que exigen el transporte de productos entre Estados Unidos y Puerto Rico en barcos de matrícula, bandera y tripulación estadounidenses, los más caros.

Velázquez, quien viajó el viernes a Puerto Rico como parte de una delegación de auxilio del gobierno del estado de Nueva York, dijo al diario The Washington Post que si además de atender la emergencia el Congreso no ayuda a crecer la economía, la emigración crecerá.

“Vamos a tener – sostuvo Velázquez-, un número sin precedentes de personas que dejarán la Isla”. 

Por José A. Delgado

Un primer grupo de 50 inquilinos fue reubicado en diferentes hoteles situados en el condado Miami-Dade, después de 10 días pernoctando en la zona de parqueo del lote donde se encuentran las torres.

MIAMI.- Otra noche de calor y mosquitos pasaron en la calle decenas de residentes de dos edificios del sector miamense de Allapattah, que fueron evacuados como medida de precaución tras el inminente paso del huracán Irma, y quienes todavía no han podido regresar a sus apartamentos.

 

Un primer grupo de 50 inquilinos fue reubicado en diferentes hoteles situados en el condado Miami-Dade, después de 10 días pernoctando en la zona de parqueo del lote donde se encuentran las torres, y se esperaba que la noche del jueves otros 30 residentes, de un total de 70, corrieran con la misma suerte. Pero no fue así.

En un lugar distinto a donde pasaron las primeras noches a la intemperie, estas personas, en su gran mayoría de la tercera edad, varios de ellos enfermos o padeciendo dolencias crónicas, no tuvieron otra opción que dormir en carpas o en cualquier espacio improvisado como habitación, en la esquina de la avenida 15 y la calle 18 del NW.

“Lo que hicieron fue sacar a todas estas personas del estacionamiento, porque querían tener todo despejado allá adentro, y ahora están peor, en la calle, como si esto fuera un país tercermundista”, dijo Nieves Gutiérrez, hija de una de las vecinas del lugar.

José Álvarez, vocero y mediador del alcalde de Miami, Tomás Regalado, dijo la noche del jueves que 30 de esas personas serían instaladas en hoteles, en cumplimiento de un acuerdo logrado por una representante del senador Marco Rubio y el propietario de los edificios. “Ha sido difícil porque no hay hoteles disponibles”.

Los inquilinos de Civic Towers recibieron la orden de ser evacuados previo al paso del huracán Irma por el sur de la Florida, debido a problemas que, según el propietario de los inmuebles, “comprometían la seguridad” de los residentes.

La alcaldía de Miami les propuso ir a un albergue pero, según un comunicado emitido por la oficina del alcalde, “muy pocos aceptaron” la oferta.

A pesar de las circunstancias adversas, las autoridades y algunas organizaciones sin fines de lucro han ofrecido alimentación, baños y duchas portátiles, y servicios de asistencia médica a estas personas que son beneficiarias de la Sección 8 del Programa Federal de Vivienda o Federal Housing Program.

Después del ciclón, y al tratar de retornar a sus viviendas, el propietario, que opera el inmueble con fondos federales HUD y del Condado Miami-Dade, no les permitió a los inquilinos el acceso al detectar ciertos daños ocasionados por los vientos del huracán en las estructuras de las edificaciones, pero también por la falta de fluido eléctrico y del servicio de agua.

La decisión del propietario fue apoyada por la alcaldía de Miami, que tras conducir una inspección, a través de la firma JEM Inspections & Engineering, determinó la existencia de “daños considerables” en las torres y recomendó realizar los arreglos necesarios antes de autorizar la ocupación de los inmuebles construidos en el año 1984.

De hecho, las dos edificaciones estaban siendo sometidas a reparaciones desde antes del paso del meteoro con una partida federal cercana a los 49 millones de dólares. Por ello, algunos residentes afirman que el ciclón fue usado como “excusa” para propiciar una crisis y sacarlos de los apartamentos con el propósito de avanzar más rápido en la agenda de las obras.

 Por DANIEL CASTROPÉ

DLA

 

En una misiva enviada al presidente Trump y al fiscal general de EEUU, Jeff Sessions, los senadores por Florida Marco Rubio y Bill Nelson pidieron "que los recursos federales apropiados puedan estar rápidamente disponibles" para mitigar los estragos de María.

Los senadores por Florida Marco Rubio y Bill Nelson solicitaron este miércoles al presidente Donald Trump ayudar a Puerto Rico tras la devastación que causó el paso del poderoso huracán María, de la misma forma que lo hizo con Florida.

 

En una misiva enviada al Presidente y al fiscal general de EEUU, Jeff Sessions, los senadores urgieron "que los recursos federales apropiados puedan estar rápidamente disponibles" para mitigar los estragos causados por el ciclón en Puerto Rico y las Islas Vírgenes.

"Es importante que el Gobierno federal esté listo para ayudar en los días difíciles después del paso del huracán María, cuando la esperanza debe estar disponible para combatir la desesperación", expresaron.

Rubio, quien hoy hizo parte de una delegación que acompañó al presidente de la Cámara de Representantes de EEUU, Paul Ryan, en una visita a Florida, dijo que aunque "aún se desconoce" el impacto de María en Puerto Rico, estarán "ahí también para ellos".

La isla enfrenta actualmente un apagón total, las lluvias aún no cesan y las inundaciones y marejadas ciclónicas siguen causando estragos tras el paso de María, que entró esta madrugada a la isla como categoría 4.

"Los puertorriqueños son el centro de nuestras oraciones y pensamientos", manifestó por su parte Ryan en una rueda de prensa en Miami.

Señaló que el Congreso ha asegurado recursos adicionales para que la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por su sigla en inglés) ayude a mitigar los daños para "cualquier huracán".

Ryan junto con varios congresistas, entre ellos Rubio y Carlos Curbelo, visitaron este miércoles Jacksonville (norte de Florida) y Miami, para evaluar la respuesta federal tras el pasó del huracán Irma por el sur del país.

El presidente de la Cámara destacó la forma "bipartidista" en la que el Congreso ha trabajado para solventar los estragos dejados el pasado 10 de septiembre por Irma en Florida.

El ciclón María, con vientos de 250 kilómetros por hora, azotó durante unas seis horas la isla y salió de ella hacia el medio día de hoy un poco debilitado.

Esta mañana, el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, solicitó al presidente Trump declarar la isla zona de desastre.

Rosselló se mostró preocupado de las graves inundaciones que enfrenta la isla, lo mismo que las marejadas ciclónicas y la persistencia de las lluvias durante el día.

FUENTE: EFE

  • El presidente de EE.UU. defiende la labor del secretario general de la organización, António Guterres, un día antes de dirigirse por primera vez ante 126 líderes en el debate de la 72ª Asamblea General.
  • El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, defendió este lunes la necesidad de reformas en el funcionamiento de la ONU y alabó las iniciativas puestas en marcha con ese fin por el secretario general, António Guterres.

    “En años recientes, la ONU no ha alcanzado su pleno potencial a causa de la burocracia y la mala gestión”, dijo Trump en su primer discurso en la sede de la organización, durante una reunión organizada por su país para discutir reformas.”La burocracia está obstaculizando las Naciones Unidas”, repitió. “La ONU debe centrarse más en las personas y menos en la burocracia”, dijo el mandatario estadounidense en un breve discurso el primer día de la 72 Asamblea General de la organización.

     

    La ONU debe centrarse más en las personas y menos en la burocracia”

     

    Trump, sin embargo, se mostró muy satisfecho con las acciones que está desarrollando Guterres y aseguró que, gracias a ellas, Naciones Unidas “está cambiando rápidamente”.

    El magnate neoyorquino con su primer discurso ante 126 líderes de la ONU mañana martes para inaugurar el debate de alto nivel de la Asamblea General, el primero con el portugués António Guterres como secretario general de Naciones Unidas.

    Donald Trump hace un gesto de apoyo hacia Guterres
    Donald Trump hace un gesto de apoyo hacia Guterres (AP)

    También dijo que apoya plenamente la “gran visión de reforma” del diplomático portugués y se mostró convencido de que, si se apuesta por cambios verdaderamente claros, la ONU se convertirá en una fuerza más importante “en favor de la paz y la armonía en el mundo”.

    ”Animamos al secretario general a utilizar plenamente su autoridad para atajar la burocracia, reformar sistemas anticuados y hacer decisiones firmes para promover la misión central de la ONU”, señaló.

    Animamos al secretario general a utilizar plenamente su autoridad para atajar la burocracia”

     

    El objetivo, subrayó, debe ser que la ciudadanía recupere la confianza en el trabajo de la organización. En ese sentido, criticó que los aumentos de presupuesto y personal que se han visto en Naciones Unidas desde 2000 no están ofreciendo “los resultados” que deberían. “Pero sé que, bajo el secretario general, eso está cambiando y está cambiando rápidamente”, añadió.

    En cuanto a Guterres, quien dio la razón a Trump respecto a la pesada burocracia, añadió que la organización debe buscar una reforma que haga a Naciones Unidas “ágil y efectiva, flexible y eficiente”. “Estamos haciendo progresos hacia un audaz y amplio programa de reformas para fortalecer Naciones Unidas”, agregó Guterres durante el acto, que se prolongó por menos de veinte minutos y se celebró en una de las salas del complejo de Naciones Unidas.

    Estamos haciendo progresos hacia un audaz y amplio programa de reformas para fortalecer Naciones Unidas”

     

    Vísperas del debate en la Asamblea Nacional

    El debate de este año a parte de tener líderes internacionales que se estrenan en ese foro, como Trump, también habrá notables ausencias, como la del ruso Vladimir Putin y la del chino Xi Jinping, que sí estuvieron en la edición de 2015. Tampoco se espera al presidente cubano, Raúl Castro, que se estrenó hace dos años, coincidiendo con el 70 aniversario de la creación de la ONU.

    El organismo ha fijado como tema de los debates de alto nivel de este año el de dar prioridad a las necesidades de la población, así como favorecer la paz y “una vida digna para todos en un planeta sostenible”.

    El tema, sin embargo, es raro que pueda ser mencionado en los discursos de los gobernantes, que suelen dedicar sus intervenciones a hablar de la agenda internacional y, en la mayoría de los casos, a destacar los puntos favorables de su gestión.

    Dar prioridad a las necesidades de la población y favorecer la paz, temas principales del debate de la ONU.

    AGENCIAS

  • Se espera que la tormenta pase justo por el este de las Islas Turcas y Caicos y el sureste de Bahamas este viernes.
  • Las autoridades puertorriqueñas elevaron este viernes a 12la cifra de muertos en la isla por el paso del huracán María, tras hallar ocho personas ahogadas en el municipio de Toa Baja (norte).

    El alcalde de Toa Baja, Bernardo Márquez, dijo que la tragedia ocurrió después de la apertura de compuertas del embalse Lago La Plata. También informó de unos 4.000 rescates en su municipio.

     

    Algunos medios locales informaron de que no se activaron las alarmas de inundación en el municipio, que sigue sin electricidad desde el miércoles, como la mayor parte de la isla.

    Algunos medios locales informaron de que no se activaron las alarmas de inundación en el municipio

    Además de los ocho muertos en Toa Baja, tres hermanas murieron en Utuado (centro-oeste) cuando un alud sepultó la casa en la que se habían refugiado, ya que habían evacuado su vivienda habitual porque está en una zona inundable. ”Eso nunca se había inundado y nos sentíamos más seguras”, dijo Hilda Gloria González, una hermana de las fallecidas.

    ”Pero -agregó- alrededor de las 10 de la mañana cayó una piedra de esas grandes y bajó todo eso (barro) por ahí y le dio un cantazo (golpe) a la ventana y yo ahí no sé nada más porque la puerta se cerró”.

    La mujer explicó que sus hermanas quedaron atrapadas en un cuarto de la vivienda, ya que la puerta quedó atascada.

    El duodécimo fallecido, del que informó ayer el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, murió por el impacto de un tablero que había sido instalado para proteger del viento a una vivienda y que salió volando.

    Dos días después de que María asolara Puerto Rico, e inundara ciudades y aplastara casas, millones de isleños afrontan la perspectiva desesperante de semanas y quizás meses sin electricidad, después de que las autoridades anunciaran un apagón total de la isla tras el paso del ciclón. La tormenta derribó toda la red a través del territorio estadounidense de 3,4 millones de personas, dejando a muchos sin electricidad.

    El huracán María, que alcanzó vientos de hasta 285 kilómetros por hora y la categoría 5 de intensidad (la máxima), está dejando una estela de muerte y destrucción a su paso por varias islas del Caribe. Además de los 12 muertos en Puerto Rico, María ha causado al menos 15 en la isla de Dominica y uno en Guadalupe, para un total de 28.

    El huracán María avanza ahora hacia las Islas Turcas y Caicos con vientos de hasta 205 kilómetros por hora y categoría 3.

  • AGENCIAS

Ese podría ser uno de los legados de Irma: reformar por completo el diseño del tendido eléctrico de varios de los municipios del Condado Miami-Dade. El gran reto es la financiación.

Además de la destrucción que dejó en los Cayos, en Naples y Marco Island, en la costa oeste de la Florida, Irma podría dejar otra huella: cables de la luz bajo tierra.

 

Ya el concejo de Coral Gables le pidió a su administradora que explore esa posibilidad, su valor para los residentes. De igual manera, el administrador de la ciudad de Miami tiene la misión, por orden de sus comisionados, de buscar qué área sería la más adecuada para iniciar un plan piloto de líneas soterradas de electricidad.

De acuerdo con el comisionado del distrito 2 de la ciudad de Miami, Ken Russell, “en cada renovación o repavimentación de las calles hay que poner los tubos conductores por los que podrían ir los cables”. Busca incluir los costos de ese proceso en el bono que sería sometido a referendo, el próximo 7 de noviembre, que busca, entre otras cosas, financiar proyectos de infraestructura para la ciudad y de resiliencia ante los efectos del cambio climático.

Para Russell debiera ser “obligatorio” que los cables de electricidad fueran por debajo de tierra. Supuestamente, esa modalidad evita que esa red de transmisión pueda ser afectada por la caída de árboles o la fuerza de los vientos que tumba postes de la luz, transformadores y puede dañar sub-estaciones de energía.

Contratos

La empresa FPL (Florida Power and Light) tiene contratos con los condados y municipios en los que da el servicio eléctricos. Son los llamados “franchise agreements”, es decir, acuerdos en los que la compañía se compromete a prestar un servicio y a mantener al día la infraestructura eléctrica.

¿Qué tanto podría ser la participación de FPL en un proceso de volver subterráneo el tendido eléctrico? ¿Es posible hacer eso sin su participación?

Por lo menos en la ciudad de Miami la idea podría ser que el municipio pusiera la infraestructura, es decir, todo el sistema de tubos conductores y la FPL tendería los cables.

“Al tiempo que los cables bajo tierra no pueden ser afectados por el viento o los escombros, si pueden ser más vulnerables a la filtración de agua o a las inundaciones, factores que podrían hacer las reparaciones más demoradas y costosas”, según informa la FPL en su sitio web.

De acuerdo con la empresa de energía - que ha estado literalmente en el ojo del huracán durante los días posteriores al paso de Irma- “las interrupciones de energía son menos frecuentes con líneas subterráneas, pero normalmente son más prolongadas en razón del proceso de reparación”.

Lo interesante es que vecindarios con líneas de corriente subterráneas podrían enfrentar también apagones simplemente porque los transformadores, las torres de energía, sus sistemas de transmisión, son elevados y pueden ser objeto de la destrucción de vientos huracanados.

Por lo tanto, sea bajo tierra, o por el aíre, no puede ser eliminado por completo el riesgo que representa una tormenta, ya sea por sus marejadas ciclónicas, por sus devastadoras ráfagas de viento, con derrumbes de árboles y filtración de agua por conductos subterráneos.

Lo cierto es que Irma ha sido como la gota que ha derramado la copa. Después de 12 años sin que ningún huracán hubiera afectado la Florida, sus habitantes y autoridades locales han quedado con muchas preguntas.

En dos años expira el contrato del Condado Miami-Dade con FPL. Habría que ver qué nuevas condiciones impondrían los comisionados condales a la renovación del acuerdo. En otras ciudades se vencen en siete u ocho meses, e incluso hay municipios que en este momento se encuentran en negociaciones con este gigante del negocio de la energía eléctrica.

Por ahora la idea está sobre la mesa. Las reacciones en cadena, tanto de usuarios como de funcionarios, comisionados y congresistas, indican que habrá un antes y un después de Irma en relación con el manejo de la infraestructura de eléctrica en el estado y su preparación por una tormenta de grandes proporciones como era la que se enfilaba hacia el centro del condado Miami-Dade con vientos por encima de las 140 millas por hora. Por fortuna no sucedió.

Por SERGIO OTÁLORA

Diario Las Americas

La ola contra símbolos confederados reaviva el vandalismo hacia Colón y fray Junípero.

El pasado 19 de agosto, un par de docenas de personas se arracimaron a los pies de la imponente estatua de Cristóbal Colón situada frente al ayuntamiento de Columbus, Ohio, una de las decenas de ciudades y condados de Estados Unidos que evocan con su nombre al descubridor de América. Su objetivo, pedir que se retire el monumento por considerarlo un símbolo de la «supremacía blanca». Estaban convocados por una organización nacional de defensa de la «justicia racial» (SURJ, por sus siglas en inglés).

Estatua de Colón en Central Park, con las manos pintadas de rojo
Estatua de Colón en Central Park, con las manos pintadas de rojo.

En Nueva York, la comisión que revisará de los «símbolos de odio» en la ciudad que promueve el alcalde, el demócrata Bill de Blasio, se plantea desmontar la célebre figura de Colón de Columbus Circle, como informó ABC el lunes. La cercana estatua del almirante en Central Park apareció esta semana con las manos pintadas de rojo y un grafiti que advertía de que «el odio no va a tolerarse». Otras estatuas de Colón en Nueva York y otros estados también han sufrido la acción de los vándalos.

Al otro lado del país, Los Ángeles cambiará el Columbus Day por el Día de los Pueblos Índigenas. Mientras, la figura de San Junípero Serra a la entrada de la antigua misión española de Santa Bárbara, también en California, amaneció hace unos días decapitada y cubierta con pintura roja.

 

Las agresiones en EE.UU. a monumentos del descubridor como al franciscano mallorquín que fundó las primeras misiones en California no son nuevas. Ya en el V Centenario de Colón, en 1992, se cuestionó su figura y hace dos años, cuando el Papa Francisco canonizó a fray Junípero Serra, diversas estatuas suyas fueron atacadas. Junto a ellos, exploradores españoles que fueron clave en la historia de lo que hoy es EE.UU., como el descubridor de Florida en 1513, Juan Ponce de León, también han sido boicoteados.

Pero la ola contra los símbolos de la Confederación sudista está reavivando la ofensiva contra el legado español en EE.UU. Fue en verano de 2015, después de que un joven supremacista acabara a tiros con nueve personas en una iglesia metodista episcopal africana en Charleston, Carolina del Sur, cuando empezó a cuestionarse, sobre todo entre los demócratas, la pervivencia en lugares públicos de símbolos confederados. La tensión se disparó este verano en Charlottesville (Virginia), donde murió una mujer atropellada en medio de los enfrentamientos por la estatua del general Robert E. Lee. Desde entonces, el debate sobre figuras de pasado «controvertido» se ha disparado y ha salpicado al pasado español en EE.UU.

«Hemos pasado del supremacismo imperial castellano del franquismo a la estupidez de lo políticamente correcto», asegura Juan Pimentel, investigador del Instituto de Historia del CSIC y coautor de «La sombra de la leyenda negra». A su juicio, «resulta significativo que no atenten o destruyan esculturas o pinturas de John Smith», al que se presenta como «el “novio” de Pocahontas, rubio y buen chico», pese a que el trato de los anglosajones a los nativos fue mucho menos integrador.Al frente de las movilizaciones se ve en ocasiones a grupos nativos que acusan a los españoles de haber «esclavizado» a sus ancestros, pero también a activistas de muy diverso género, que van desde la defensa de las minorías raciales hasta la «justicia climática».

Elizabeth Wise, «regent» en España de las Hijas de la Revolución Americana, asegura que quienes atacan a Colón o San Junípero «no saben de la historia ni la mitad» y que los españoles «no fueron quienes hicieron la matanza». «Me da mucha pena que estemos otra vez con la leyenda negra», lamenta.

El factor hispano

El presidente del Hispanic Council, Daniel Ureña, no cree que haya «hispanofobia», sino «un contexto político y social en el que a veces no se comprende que la identidad de Estados Unidos no puede concebirse sin la aportación hispana, tanto en el pasado como en la actualidad». En el caso de Colón, «se le ha metido con calzador en un debate revisionista falto de rigor y repleto de ideología, demagogia y populismo», según el responsable de este think tank dedicado a cultivar las relaciones entre EE.UU. y el mundo hispano.

No obstante, el director del Instituto Franklin de la Universidad de Alcalá, Julio Carreño, apunta que la mayor parte de la población latina de EE.UU. es mexicana y «no es de extrañar que los descendientes de esos inmigrantes utilicen el momento convulso en el que vive EE.UU. para atacar los símbolos de lo que ellos consideran una conquista bárbara y un genocidio».

MANUEL TRILLO

Más artículos...

Regístrese a través de nuestro servicio gratuito de suscripción por correo electrónico para recibir notificaciones cuando haya nueva información disponible.