EE.UU

Las tormentas de nieve y el frío extremo ya causaron al menos tres muertes en el país.

Un frío intenso continúa azotando gran parte del centro de Estados Unidos, luego de romper el lunes marcas de temperatura mínima, causando al menos tres muertes por hipotermina, e  impidió algunas celebraciones de Año Nuevo.

El Servicio Nacional de Meteorología emitió avisos de sensación térmica para una vasta zona desde el sur de Texas hasta Canadá, y desde Montana y Wyoming, hasta Nueva Inglaterra.

 
Ciudadanos y turistas posan junto a una fuente congelada en Nueva York (AP)
Ciudadanos y turistas posan junto a una fuente congelada en Nueva York (AP)

Temperaturas peligrosamente bajas asolaban ocho estados del centro-norte, aunque eso no impidió que cientos de personas celebraran la llegada del Año Nuevo en Milwaukee con una zambullida en el lago Michigan.

 

Un evento similar fue cancelado en Chicago, donde las temperaturas fueron menores a los -17° Celsius (0° F). "No estoy feliz por eso. Pero fueron las condiciones del lago. Si te aventaras a él, te tardarías 10 minutos en salir", dijo a la cadena WBBM Jeff Coggins, quien ayudó a organizar el evento.

 
Un cartel advierte a los transeúntes cerca al lago Michigan, en Chicago
Un cartel advierte a los transeúntes cerca al lago Michigan, en Chicago

La oficina forense del condado de Milwaukee dijo que dos cadáveres fueron encontrados el domingo con señales de hipotermia. Correspondían a un hombre de cerca de 50 años encontrado en el suelo en un callejón y a otro hombre de 34 años. La policía también cree que el frío fue factor en la muerte de un hombre en Bismarck, Dakota del Norte, cuyo cuerpo fue hallado cerca de un río.

Hubo temperaturas parecidas en otras partes del centro-norte de Estados Unidos, incluida Aberdeen, en Dakota del Sur, donde el mercurio de los termómetros bajó a un récord de -36° C (-32° F). El récord anterior para un día de Año Nuevo fue fijado hace 99 años.

 
Un hombre se traslada en esquí en Erie, Pensilvania (AP)
Un hombre se traslada en esquí en Erie, Pensilvania (AP)

En Nebraska, las temperaturas descendieron a -26° C (-15°F) antes de la medianoche del domingo, lo que rompió una marca impuesta en 1884.

Des Moines registró el lunes -29° C (-20° F) y una sensación térmica de -35° C (-31° F). Las autoridades cerraron una pista de patinaje sobre hielo al aire libre en el centro y dijeron que no abrirán el lugar al público mientras la temperatura continúe bajo cero.

 
Una famiia juega en la nieve en Des Moines (AP)
Una famiia juega en la nieve en Des Moines (AP)

La sensación térmica descendió a -38° C (-36° F) en Duluth, Minnesota, una ciudad a la que caracterizan los inviernos muy helados. En el lago Superior se avistaba vapor al paso de un barco por el muelle en el que se había formado hielo debido a las bajas temperaturas.

El frío intenso también se propagó por el sur de Estados Unidos, una región más acostumbrada a breves ráfagas de aire ártico que a temperaturas continuas bajo cero.

 
Pescadores en Fort Walton (Florida), habituados al calor, se abrigan para continuar su jornada (AP)
Pescadores en Fort Walton (Florida), habituados al calor, se abrigan para continuar su jornada (AP)

Incluso, el frío se sentirá con fuerza en Florida. El pronóstico indica que Miami tendrá el jueves una temperatura mínima de 5º C, mientras que Orlando rozaría los 0ºC en las primeras horas de ese día.

Las tuberías congeladas y las baterías de los vehículos totalmente inservibles eran la preocupación desde Luisiana hasta Georgia.

(Con información de AP)

Al menos seis personas han muerto y varias decenas han resultado heridas  después de que un tren de pasajeros de la compañía Amtrak ha descarrilado en un puente situado sobre la autopista I-5 en Dupont (en el estado de Washington,, noroeste de EEUU) y ha caído en parte sobre la vía rápida, bloqueando todos los carriles y provocando una masiva respuesta de emergencia. 

Leer más...

Los vuelos salientes han sido cancelados y los entrantes han sido desviados. Es el aeropuerto más transitado del mundo.

Un apagón en el aeropuerto internacional de Atlanta, el más transitado del mundo, dejó este domingo a miles de pasajeros en tierra. Los vuelos salientes han sido retrasados o cancelados, y los entrantes, desviados a otros aeropuertos.

 

No ha sido hasta la medianoche del domingo (hora local) cuando las autoridades anunciaron que habían logrado restaurar la energía eléctrica en el aeropuerto. Por sus puertas de embarque pasan cada día más de 275.000 personas. El año pasado 104 millones de pasajeros recorrieron sus pasillos, según la organización Airports Council International.

Tras detectarse el fallo eléctrico, la Administración de Aviación Federal (FAA, por sus siglas en inglés) ordenó el desvío para cualquier vuelo que se dirigiera hacia Atlanta, notificando de que no podrían aterrizar, y prohibió el despegue de otras aeronaves. Los vuelos que tuvieran planeado salir rumbo al aeropuerto desde otros lugares también estarán retenidos hasta que los técnicos solucionen el problema. Se desconoce el motivo del fallo ni los detalles de este. Según ABC, al menos 100 aviones han permanecido estancados en las pistas.

 

Centenares de pasajeros afectados acudieron a las redes para expresar sus frustraciones por el apagón, que ocurre en una de las temporadas altas por la víspera de las navidades. Las escenas narradas eran de caos, confusión y falta de información. “No hay electricidad y los responsables no tienen ni idea. Los ordenadores, los altavoces y los establecimientos están todos abajo mientras los pasajeros confundidos esperan”, tuiteó un usuario.

El aeropuerto ha trazado un plan para desviar a los vuelos internacionales que ya estaban en camino a Atlanta para que puedan aterrizar en otros lugares.

NA

Estados Unidos vuelve a mirar a su ejército. Donald Trump cumplió este martes una de las promesas más repetidas durante la pasada campaña electoral, que tomó forma con la firma de la Ley de Autorización de la Defensa Nacional para el ejercicio fiscal 2017-2018 (de septiembre a septiembre). Por primera vez desde 2011 (también ocurrió en 2010), y otro precedente más desde la II Guerra Mundial, la previsión de gasto alcanza los 700.000 millones de dólares. Lo que supone un incremento del 17% con respecto al presupuesto del año anterior, que no había superado los 580.000 millones. Aunque se puede decir más que nunca que el impulso presidencial habría sido más limitado sin la acción del Congreso, avalada por amplias mayorías en las cámaras, que aprobaron hace semanas una previsión notablemente superior al que la Casa Blanca le había remitido, de unos 630.000 millones.

En su renovado empeño por marcar distancias del pacifismo y la pérdida de peso de Estados Unidos en el mundo que siempre ha achacado a su antecesor, Barack Obama, el presidente «outsider» anunció repetidas veces como candidato republicano que reforzaría de nuevo el ejército estadounidense. Este martes, durante su firma de la nueva Ley de Defensa Nacional, se jactó de ello poniendo el acento en la política preventiva por la que apuesta: «Lucharemos y ganaremos. Aunque confío que con esto (refuerzo del gasto militar) no hará falta, porque no querrán luchar con nosotros». Pese a la diferencia de cifras entre los dos últimos ejercicios, la realidad es que los primeros años de la era Obama (entre 2009 y 2011), el presupuesto militar no dejó de crecer. Fue en ese último año cuando el Congreso, acuciado por el disparado déficit, producto de la crisis financiera y económica, aprobó la Ley de Control del Presupuesto, que limitó a 549.000 millones el gasto militar.

Conflictos abiertos

La norma suscrita este martes por Trump refuerza una doble vía de gasto, inmediato y a largo plazo, como no se había visto en años. Las operaciones sobre el terreno han obligado a partidas para hacer frente a actuales o potenciales conflictos, como los 6.000 millonesque irán destinados a apuntalar las defensas frente a la amenaza de Corea del Norte. Además, el incremento de soldados previsto para retomar la ofensiva en Afganistán, recién anunciada, junto con las acciones en Irak, Siria y otros puntos de conflicto, recibirán 60.000 millones de dólares.

La ambiciosa política de inversión en equipamiento militaranunciada por Trump se ha visto superada en algunos casos por la iniciativa bipartidista del Congreso, que ha elevado a trece los ocho buques de guerra cuya construcción había planteado la Casa Blanca. También ha ocurrido con los aviones de combate, F-18 y F-35, que sumarán 114 más, frente a los 84 solicitados desde el Despacho Oval. La compartida visión incrementar el número de soldados del ejército se concretará en un aumento de 16.600 (7.500 la Armada, 1.000 las fuerzas especiales, 4.100 la Fuerza Aérea y 4.000 la Navy).

Manuel Erice Oronoz
@manuelerice

El jefe de la diplomacia estadounidense, Rex Tillerson, podría haber anunciado un cambio radical de la política de su país respecto a Corea del Norte, al afirmar el martes que Washington está dispuesto a conversar con Pyongyang "sin condiciones previas". ¿Qué significa esto?

Tras un año de amenazas e insultos entre el presidente estadounidense Donald Trump y el dirigente norcoreano Kim Jong-Un, ¿son las declaraciones de Rex Tillerson un presagio de una disminución de las tensiones? Estos son algunos elementos de respuesta:

- ¿Qué ha cambiado?

Durante años Estados Unidos se ha negado a negociar si Corea del Norte no tomaba medidas para desmantelar su programa nuclear.

Pero el país asiático llevó a cabo seis ensayos nucleares desde 2006 y, a finales de noviembre, aseguró haberse convertido en un Estado nuclear tras un nuevo lanzamiento de misil intercontinental. La posibilidad de un desarme es ahora poco probable según numerosos expertos.

 

"Estamos dispuestos a conversar en cuanto Corea del Norte quiera conversar", declaró el martes Tillerson durante una conferencia en Washington.

- ¿Qué opina Donald Trump?

La administración Trump ha intentado incrementar la presión sobre Pyongyang mediante sanciones y una retórica belicosa.

El consejero de seguridad nacional de Trump, el general H.R. McMaster, declaró hace 10 días durante un coloquio que la probabilidad de una guerra contra Corea del Norte "aumentaba cada día".

El presidente estadounidense ha socavado en los últimos meses los esfuerzos de su secretario de Estado por apaciguar la relación con el régimen de Kim Jong-Un. "Le he dicho a Rex Tillerson (...) que pierde el tiempo negociando con el pequeño Rocket Man (el hombre cohete)...", tuiteó Trump en octubre.

En las últimas semanas han aumentado los rumores sobre un cambio de titular en el departamento de Estado, y las declaraciones de Tillerson no permiten confirmar un cambio en la política de su país respecto a Corea del Norte.

De hecho, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, afirmó que la postura de Trump sobre el país asiático no había "cambiado".

- ¿Cómo reaccionará Pyongyang?

Corea del Norte, que lleva mucho tiempo exigiendo conversaciones sin condiciones previas, podría responder de forma positiva a Tillerson, según varios expertos.

"La estrategia del Norte es aguantar y sufrir las sanciones hasta que la comunidad internacional se vea obligada a reconocer el hecho de que el Norte es una potencia nuclear", explica Chung Sung-Yoon, del Instituto para la Unificación Nacional de Seúl.

Cuanto más avance su programa nuclear, más fuerza tendrá Corea del Norte en posibles negociaciones.

- ¿Cómo reaccionarán sus vecinos?

Es probable que Corea del Sur y China, única aliada importante y principal socia comercial de Corea del Norte, vean con buenos ojos las declaraciones de Tillerson.

Pekín, a la que Washington instó varias veces a presionar a su vecino norcoreano, llevaba tiempo pidiendo una salida a la crisis. Y el presidente surcoreano, Moon Jae-In, es partidario del diálogo.

Japón, aliado militar clave de Washington en Asia, también reclamó que se encontrara una manera de rebajar las tensiones con el régimen de Kim Jong-Un.

- ¿Cuáles son los precedentes?

Todos los esfuerzos occidentales fracasaron en las últimas décadas.

Un acuerdo marco cerrado en 1994 proponía a Corea del Norte reactores nucleares civiles y otros programas de ayuda a cambio de la desnuclearización.

Pero Washington acusó a Pyongyang de haber retomado secretamente su programa de armamento nuclear, mientras que Corea del Norte se indignaba por los retrasos en la entrega de la ayuda, poniendo fin al acuerdo.

En 2003, comenzaron conversaciones sobre el programa nuclear norcoreano entre China, Estados Unidos, las dos Coreas, Rusia y Japón.

Dos años después, Pyongyang prometió renunciar a sus operaciones nucleares, pero llevó a cabo su primer ensayo atómico en 2006.

El régimen norcoreano se retiró de las conversaciones en 2009 y realizó su segundo ensayo nuclear poco después.

Desde entonces el país siguió adelante con sus ambiciones nucleares, acelerando el movimiento con la llegada al poder de Kim Jong-Un, tras la muerte de su padre, Kim Jong-Il, a finales de 2011.

Con AFP

El congresista estatal de Kentucky(EE.UU.) y pastor evangélico Dan Johnson se ha suicidado este jueves, dos días después de ser acusado de acoso sexual por una mujer que en el momento de los presuntos hechos era menor de edad.

Johnson se pegó un tiro en un puente de Mount Washington, cerca de Louisville, confirmó a la televisión local WDRB el sheriff del condado de Bullitt, Donnie Tinnell.

Dan Johnson era un polémico pastor evangélico que fue elegido a la Cámara de Representantes de Kentucky en 2016 por el partido republicano.

En su campaña electoral comparó al entonces presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y la primera dama, Michelle Obama, con primates. Johnson fue acusado este lunes por una mujer de haberla besado y manoseado sin su consentimiento durante la noche de Año Nuevo de 2012, cuando ella tenía 17 años.

El martes, durante una rueda de prensa desde el altar de su iglesia en Louisville, Johnson negó las acusaciones y las enmarcó en una campaña para amedrentar a los republicanos más conservadores en todo el país.

«Me too»

Antes de suicidarse hoy, Johnson publicó un enigmático mensaje en su cuenta de Facebook en el que dijo que ya no podía controlar el trastorno por estrés postraumático que según él sufría desde los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York.

«El trastorno por estrés postraumático 24/7 (24 horas al día, 7 días a la semana) durante 16 años es una enfermedad que me matará, ya no la puedo controlar más», dijo Johnson, que pidió a Dios que cuidase de su esposa, Rebecca.

Según explicó el sheriff Tinnell, Johnson condujo hasta un puente sobre el río Salt en Mount Washington, aparcó en un extremo y se pegó un tiro ahí mismo.

Decenas de mujeres y algunos hombres alentados por el movimiento «Me too» («Yo también») han denunciado en los últimos meses haber sido víctimas de abuso o acoso sexual.

Las acusaciones, que empezaron con el poderoso productor de Hollywood Harvey Weinstein, han sacudido al mundo del espectáculo, la política y los medios de comunicación.

Medio centenar de productores, actores, congresistas y periodistas han sido despedidos o han dimitido a raíz de las acusaciones.

Más artículos...

Regístrese a través de nuestro servicio gratuito de suscripción por correo electrónico para recibir notificaciones cuando haya nueva información disponible.