El indulto al pavo, la tradición que Trump no rompe

EE.UU
Typography

Donald Trump ha indultado este martes a un pavo en la celebración anual del día de Acción de Gracias. Acompañado por su mujer, Melania, y su hijo Barron, el presidente menos tradicional de la historia reciente de Estados Unidos se ha ceñido en este caso a la costumbre que desde hace 70 años ocupa un hueco en la agenda de la Casa Blanca.

 

“En nombre de la familia Trump quiero desearos a vosotros y todos los estadounidenses un feliz y bendito Día de Acción de Gracias. Es una tradición americana fantástica”, ha afirmado Trump, que ha hecho un llamamiento a la restauración de la unidad y confianza entre los estadounidenses. Tras el escueto mensaje solemne, el presidente prosiguió su discurso con tono humorístico, propio de la cita anual.

El presidente de EE UU indulta al pavo 'Drumstick'.

“En los últimos meses Melania y yo hemos dado la bienvenida a muchos invitados increíbles pero ninguno como el de hoy, Drumstick”, ha bromeado sobre el pavo seleccionado para el evento, marcado por una ligereza poco habitual en la actual Casa Blanca. Junto al pavo también se ha visto a las hijas del presidente Tiffany e Ivanka, acompañada de su hija mayor. “Hola Drumstick. Qué feliz vas a estar. Al contrario que millones de pavos en esta época del año, este va a tener un futuro brillante”, ha ironizado el presidente. Estas aves sirven de plato principal en la tradicional cena de Acción de Gracias, celebrada por millones de familias estadounidenses cada año el cuarto jueves de noviembre.

Tiffany Trump e Ivanka con su hija Arabella Rose, junto al pavo indulstado 'Drumstick', en los jardines de la Casa Blanca.
Tiffany Trump e Ivanka con su hija Arabella Rose, junto al pavo indulstado 'Drumstick', en los jardines de la Casa Blanca. ANDREW CABALLERO-REYNOLDS AFP
 

“Uno de mis predecesores, Harry Truman, no perdonó a ninguno de los pavos. Era un tipo duro. Yo hoy seré un presidente mucho más amable y perdonaré el pavo”, continuó Trump, entre los aplausos del público en el jardín de la Casa Blanca. “Como sabéis, he dedicado mucho esfuerzo a deshacer el legado de mi predecesor, Barack Obama. Sin embargo, he consultado a mis asesores y me han dicho que no puedo revertir el perdón que Barack Obama dio a los pavos Tater y Tot el año pasado”, bromeó el republicano, cuyas propuestas suelen ser completamente opuestas a las del demócrata.

La primera dama Melania Trump, saluda tras el perdón presidencial al pavo celebrado en los jardines de la Casa Blanca.
La primera dama Melania Trump, saluda tras el perdón presidencial al pavo celebrado en los jardines de la Casa Blanca. JIM WATSON AFP
 

Después del discurso, Trump, Melania y Barron se acercaron a Drumstick. “Vaya pájaro”, dijo el presidente sobre el animal, que pesa 16 kilos, antes de proclamar oficialmente el perdón. El presidente ya ha aplicado en su breve mandato el perdón presidencial al Sheriff Joe Arpaio, acusado de cometer ilegalidades en su trato y detención de delincuentes. Drumstick y Wishbone, el otro pavo indultado, serán trasladados a una granja de la Universidad de Virginia Tech, donde se les podrá visitar. Trump y su familia pasarán la fiesta en su complejo de Mar-a-Lago, en Florida.

'Wishbone', uno de los dos pavos que han conseguido el perdón presidencial por el Día de Acción de Gracias, en la sala de prensa de la Casa Blanca.
'Wishbone', uno de los dos pavos que han conseguido el perdón presidencial por el Día de Acción de Gracias, en la sala de prensa de la Casa Blanca.
 JACQUELYN MARTIN
Regístrese a través de nuestro servicio gratuito de suscripción por correo electrónico para recibir notificaciones cuando haya nueva información disponible.