El presidente del Gobierno defiende que el 155 «no es contra Cataluña, sino para impedir que se abuse de Cataluña

Europa
Typography

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha hecho este viernes una encendida defensa de la aplicación del artículo 155 para devolver a Cataluña a la legalidad. Un mecanismo constitucional de emergencia para hacer frente a «un desafío de proporciones inéditas», ha señalado.

Rajoy se ha dirigido al Pleno del Senado para pedirle el apoyo a las medidas del Ejecutivo, que pasan por el cese inmediato del presidente de la Generalitat y sus consejeros, y la próxima convocatoria de elecciones, antes de seis meses.

«Ha llegado el momento de que se imponga la ley, no contra Cataluña, sino para impedir que se abuse de Cataluña», ha asegurado Rajoy, reivindicando que ante el grave desafío planteado, el mayor de la etapa democrática, «España tiene derecho a defenderse».

Ante las voces que aún llegan del PSOE, Podemos o PNV para explorar una salida de emergencia que evite el 155 en Cataluña, Rajoy ha confirmado que no hay vuelta atrás. Ningún resquicio de duda en su discurso.

El jefe del Ejecutivo ha acusado a Carles Puigdemont de ser el único responsable de llegar a esta situación. «Fue él quien eligió que el proceso que establece el 155 de la Constitución continuara adelante. Él y solo él», ha señalado tras censurar que haya roto cualquier cauce para el diálogo dentro de la ley. Malogró todas las «oportunidades de hacerlo», ha continuado. «Prefirió mandar cartas, la última especialmente desafortunada. Bastaba con la respuesta explícita del Govern, bastaba con mantener los comportamientos propios de cualquier democracia», ha insistido de quien reconoce ha sido el peor interlocutor posible en toda su vida política.

 

«De lo que hay que salvar a Cataluña no es de la aplicación de un artículo constitucional, sino de los estragos que están causando las conductas anticonstitucionales», dijo Rajoy

 

Rajoy ha afirmado que su Gobierno no puede «asistir impertérrito» ante la deriva separatista y ha defendido las medidas previstas al amparo del 155 para hacer que Cataluña vuelva a la legalidad, recobre la convivencia, mantenga la recuperación económica y vaya a elecciones para poner fin a una legislatura que concluye situándose fuera del marco constitucional.

«Lo que amenaza a Cataluña no es el 155 sino la actitud del Gobierno de la Generalitat. De lo que hay que salvar a Cataluña no es de la aplicación de un artículo constitucional, sino de los estragos que están causando las conductas anticonstitucionales. De lo que ha que proteger a los catalanes no es del imperialismo español, sino de una minoría que de forma intolerante (...) pretende someter a todos los catalanes al yugo de su doctrina», ha reseñado en un discurso muy aplaudido por la bancada del PP.

PSOE pide adaptar el 155

El portavoz del PSOE, Ander Gil, ha retirado la enmienda por la que pedía aplazar la ejecución del 155 si se convocaban elecciones autonómicas en Cataluña. La propuesta, desesperada, buscaba «aprovechar cualquier resquicio» de diálogo «hasta el último minuto».

Sin embargo, la resolución presentada por los soberanistas en el Parlament, para proclamar la república catalana, ha hecho que Ferraz abandone toda esperanza de una «salida» en Cataluña. De esta manera, el PSOE defiende la ejecución inmediata del precepto constitucional tras la aprobación hoy en el Senado, que se iniciará con el cese del Govern de la Generalitat en bloque.

Ander Gil había tomado antes la palabra para hacer un llamamiento a la desesperada a Rajoy, instándole a aceptar la enmienda socialista que incorporaría una moratoria a la ejecución del 155 en caso de que se convoquen elecciones autonómicas.

«Si acepta nuestra enmienda tendrá más tiempo, no cierre una puerta. Acepte la reversibilidad del 155 si se convocan elecciones autonómicas, no perdemos nada», enfatizó Gil.

El senador socialista exigió «mesura, eficacia e inteligencia» en la defensa del Estado de Derecho. Los socialistas negocian con el PP dejar al margen de la intervención del Gobierno a TV3 y los medios públicos catalanes, por ejemplo.

Ander Gil, portavoz socialista en el Senado
Ander Gil, portavoz socialista en el Senado-EFE

Críticas al PP

Los portavoces de la oposición han censurado los aplausos del PP cuando Rajoy anunció el cese del Govern de la Generalitat. «Hoy es un día para discursos de Estado, no para mítines políticos», ha afeado Gil. «Hay aplausos que hieren y aplausos que no se entienden. En el momento más duro de la democracia solo lo hemos podido entender de una manera: ustedes ni aman a Cataluña ni aman a España, y solo se aman a sí mismos», ha espetado el senador catalán de Podemos, Óscar Guardingo.

El senador de Podemos ha recriminado al Gobierno de no tener «vergüenza» al aplicar el 155. «Pretenden ganar por la fuerza lo que son incapaces de garnar por las urnas, quieren gobernar por vía de la imposición en Cataluña», ha dicho aludiendo a que el PP es el partido menos representado en el Parlament. Guardingo, que ha aludido a la presencia del expresident José Montilla (PSC), ha pedido un nuevo pacto para reformar la Constitución en un «Estado plurinacional».

Itziar Reyero
@ireyero

Regístrese a través de nuestro servicio gratuito de suscripción por correo electrónico para recibir notificaciones cuando haya nueva información disponible.