El gobierno español da una última oportunidad a Puigdemont para rectificar

Europa
Typography

Madrid recordó el lunes al presidente catalán, Carles Puigdemont, que solo le quedan tres días para evitar el riesgo de una suspensión de la autonomía de su región, reprochándole su falta de claridad sobre si declaró o no la independencia.

El gobierno español está tratando de evitar el choque frontal con las autoridades de Cataluña, por lo que amplió el plazo hasta el jueves para que el presidente catalán aclare si declaró o no la independencia de esta región española.

La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría advirtió de nuevo que si Puigdemont no esclarece el asunto, el Ejecutivo aplicará el artículo 155 de la Constitución española que contempla la suspensión de cualquier gobierno autónomo que se aparte de la legalidad, tal como sería el caso de Cataluña.

"El gobierno lamenta que el presidente de la Generalitat haya decidido no contestar al requerimiento que le formuló el gobierno", dijo en conferencia de prensa Sáenz de Santamaría, reiterando que "sólo se le pide y se le pedía claridad".

 
 

"El señor Puigdemont tiene una oportunidad de rectificar, de ser claro, de volver a la legalidad y de formular sus planteamientos donde radica la mediación en nuestro país, en el Congreso de los Diputados", dijo Sáenz de Santamaría.

La vicepresidenta aseguró que las fuerzas independentistas más radicales parecen estar obligando a Puigdemont a seguir la estrategia de estirar al máximo la tensión.

Además de la conferencia de prensa de la vicepresidenta, Rajoy escribió este lunes al presidente catalán.

"Espero que en las horas que le quedan hasta el segundo plazo (...), responda con toda la claridad que todos los ciudadanos exigen y el derecho requiere", escribió el jefe del gobierno español.

A requerimiento de Madrid, Puigdemont envió una carta al gobierno español en la que pide el fin de la represión contra el pueblo catalán y solicita una reunión para llegar a acuerdos, pero no aclara para nada el asunto de la independencia.

El gobierno reaccionó con cautela, reiteró que para que haya diálogo, Cataluña tiene primero que regresar a la legalidad constitucional y alargó la prórroga hasta las 10.00 del próximo jueves (hora local) para que el gobierno catalán rectifique o se atenga a las consecuencias, según el ultimátum que, ahora sí, parece definitivo.

Con Luis Méndez, corresponsal de RFI en Madrid

Regístrese a través de nuestro servicio gratuito de suscripción por correo electrónico para recibir notificaciones cuando haya nueva información disponible.