Descubren un área del cerebro que no madura hasta los 36 años

Ciencia
Typography

El córtex visual primario, que procesa e interpreta la información de la retina, continúa evolucionando durante la vida adulta.

El cerebro es el órgano más complejo del organismo, y cada día se descubren más detalles sobre su funcionamiento y plasticidad. Si bien la comunidad científica tenía por supuesto que determinadas áreas del cerebro se forman en los primeros años de vida, y se mantienen estáticas en la vida adulta, un estudio ha desterrado esta afirmación con respecto a un área del cerebro: el córtex visual primario (VI). Según la investigación, publicada en la revista Journal of Neuroscienceel área cerebral que procesa e interpreta la información visual continúa desarrollándose hasta los 36 años.

"Nuestra idea de que las áreas sensoriales del cerebro terminan de evolucionar en la infancia es completamente equivocada", expresa la autora del estudio, Kathryn Murphy, que esperaba encontrar evidencias de que el córtex alcanzaba su madurez a la edad de 5 ó 6 años, tal como habían predicho anteriores estudios en animalesLa idea ha tenido que ser rechazada tras analizar los datos de 30 personas de edades comprendidas entre los 20 y los 80 años. Una sorpresa para Murphy y su equipo, de la Universidad de McMaster, en Canadá. 

El córtex visual primario se encarga de procesar la información que llega de lasretinas, para después mandarla a otras 20 zonas especializadas, un trabajo de unas 280 millones de neuronas. A su vez, existen determinadas proteínas que impulsan las acciones de las neuronas en la corteza visual en la parte posterior del cerebro. Según el estudio, estas proteínas moldean la acción de estas neuronas durante años, aproximadamente, hasta la edad de 36. "Aún existen grandes lagunas en la manera que tenemos de entender el cerebro", reconoce la investigadora.

El descubrimiento de la plasticidad del córtex visual primario puede abrir vías terapéuticas en algunas patologías de la visión; por ejemplo, el ojo vago, desterrando la idea de que solo los niños pueden responder a las terapias correctivas. Además, es posible que este hallazgo dé paso al descubrimiento de otras áreas cerebrales que, como el córtex visual, sean más plásticas de lo que se pensaba.

Referencias:

Kathryn M. Murphy. Development of glutamatergic proteins in human visual cortex across the lifespan. Journal of Neuroscience. (2017) 2304-16; DOI: https://doi.org/10.1523/JNEUROSCI.2304-16.2017

Regístrese a través de nuestro servicio gratuito de suscripción por correo electrónico para recibir notificaciones cuando haya nueva información disponible.