Athina Onassis, un divorcio con sorpresa

GENTE
Typography

Hay familias marcadas por la tragedia y la de Athina Onassis, nieta del famoso armador griego Aristóteles Onassis e hija de Cristina Onassis, es una de ellas. Su abuelo vivió una truculenta historia de amor que marcó para siempre la vida y la profesión del mito de la ópera María Callas, a quien abandonó para casarse sorpresivamente con Jacqueline Kennedy, viuda del presidente norteamericano John F. Kennedy, asesinado en un atentado en Dallas.

 

La misma madre de Athina, Cristina Onassis, falleció a los 37 años, cuando su hija tenía solo tres años. Una empleada encontró su cuerpo en la bañera de una mansión del Tortugas Country Club, en Buenos Aires. Pero antes, en un plazo de poco más de dos años, Cristina había perdido a todos los miembros de su familia inmediata: su hermano, Alexander, murió en un accidente de avión en Atenas en 1973; su madre Athina Livanos murió de una sobredosis de drogas en 1974; y su padre, muy afectado por la muerte de su hijo y heredero, enfermó hasta morir en marzo de 1975. La vida sentimental de Cristina Onassis siguió la misma estela de tragedia: en el momento de su muerte se había casado cuatro veces y cuatro veces sus matrimonios habían acabado en separación. El último de ellos con Thierry Russel, el padre de su única hija, de quien se divorció cuando descubrió que había tenido otro hijo con su amante mientras estaban casados.

Después de tantos dramas parecía que la discreta Athina Onassis, la única heredera de una fortuna estimada en 2.700 millones de euros, se iba a librar de la tristeza que parecía acompañar a su apellido y del peso de la riqueza que conllevaba. Los caballos, afición a la que se dedica desde pequeña, compitiendo en distintos concursos hípicos por todo el mundo, y su matrimonio con el también jinete Álvaro de Miranda, parecían sus aliados para romper lo que muchos calificaban de maldición.

Doda Miranda, exmarido de Athina Onassis, en una competición hípica en 2015.
Doda Miranda, exmarido de Athina Onassis, en una competición hípica en 2015. CORDON PRESS
 

Pero en mayo de 2016, tras 11 años de matrimonio, se publicó que Athina Onassis y ‘Doda’ Miranda se separaban y desde el primer momento se supo que no sería un divorcio fácil. Todo ello a pesar de que la pareja había sido muy discreta durante los años de su relación y habían firmado un acuerdo matrimonial que establecía las reglas del juego si, como ocurrió, decidían romper su unión y seguir cada uno por su lado.

El periódico alemán Bunte ha publicado que, según fuentes de la Corte belga, el matrimonio está oficialmente divorciado desde el mes de octubre y que se llegó a esta situación de mutuo acuerdo. Un eufemismo, si se tiene en cuenta que algunos de los asuntos de la pareja llegaron a dirimirse en los tribunales de Río de Janeiro, a pesar de que el contrato prematrimonial establecía que Athina Onassis tendría que dar a su marido un millón de dólares por cada año de casados y la custodia de los caballos.

Si ha sido así o el acuerdo ha sido otro, no es de dominio público. Pero lo que sí parece es que la polémica está servida a tenor de las declaraciones que ha realizado Alexis Mantheakis, un abogado griego que fue consejero del padre de Athina, Thierry Russel, y que llegó a publicar una biografía sobre ella titulada Athina Onassis en el ojo de la tormenta. Este asesor legal ha declarado, tanto en la prensa griega como en su propio Facebook, que tiene la clave de este divorcio. Y la sorpresa es que, según Mantheakis, el ya exmarido de Athina Onassis comenzó al mes de casarse con ella una relación en paralelo con una “hermosa y misteriosa mujer” que vive en Bélgica y con quien ha estado relacionado sentimentalmente durante ocho años y medio.

Alexis Mantheakis es un abogado respetado en Grecia y, siempre según su versión, lleva tres años de contacto con esa desconocida mujer que un día se puso en contacto con él para contarle su historia de amor con Doda Miranda. Fue también ella quien le entregó, el año pasado, un nutrido dossier con numerosos documentos que demuestran su relación. Un material que entregó a los abogados de Athina Onassis cuando estuvo en su poder y que será la base de un libro –Una muñeca de acero – que se publicará próximamente.